Noche perfecta

Noche perfecta

      Me abandono al sueño en la noche de amor perfecta, sueño de la diosa en la que a su dios moldea. Espero impaciente cerrar los ojos, envolverme en el ensueño que se repite noche tras noche, que me persigue, que me embriaga y me deleita, que mi alma...
A la blancura de tu piel

A la blancura de tu piel

    A la blancura de tu piel en la cual Dios recreó toda tu bondad; y a la dulce miel de tus encantos; a la casita desolada bordada de hilos blancos; la ternura de tus tejas que caminan de soslayo al sol naranja que en algún momento ha de despertar; y en la...
En el silencio de la noche

En el silencio de la noche

      Escucho ladrar los perros y los ruidos de la noche con cautela mis ojos se caen del sueño de muchos días oigo ladrar los perros, no puedo sucumbir a la risa ni a las miradas fértiles ni a la brisa inerte parezco una masa fría y poco abundante...
El reencuentro

El reencuentro

  Nunca había conseguido olvidar aquel inefable momento, aquel día en que los planetas se alinearon a su favor y por primera vez se conocieron en persona. Los hados convirtieron la nieve en dulce algodón, el cielo se abrió dando paso a un firmamento espectacular...
II. El Reinado del Terror

II. El Reinado del Terror

II. El Reinado del  Terror El vientre de CoronaTierra era un hervidero de sierpes ciegas, de terrores mutantes imperdonables, en un circo de payasos sin cabezas, de noches perpetuas… Cuando llegó el Invierno, la temida Parca se desplazaba en trineos tirados por...