El joven detective

el joven detective
el joven detective

– El objetivo a salido .- cambio
-estoy en posición, aquí Alfa, .- cambio
-Mira dentro de la casa Alfa, por la ventana de atrás.- cambio
-Oh.. Dios mio aquí Alfa, hay sangre por todo el comedor, y un cuerpo tirado en el suelo.- cambio
Raúl, cariño vamos a comer, dile a Carlos que luego continuáis jugando, y deja ya el Walkie, que al final tendremos problemas con la policía. –
-Vale mama!
-Alfa, voy a comer, luego seguimos.- cambio y corto
-Vale Charlie, hasta luego.- cambio y corto.

Después de comer raúl subió a su habitación, le gustaba mucho leer historias de detectives, era verano y no había colegio así que había que buscar alguna distracción para pasar los días, y con su amigo Carlos jugaban a resolver casos que ellos mismos se inventaban. Empezó a leer un nuevo libro de un autor desconocido para él, cuando de repente el Walkie empezó a hacer ruidos raros, como cuando estás cambiando de emisora de radio y hace ese ruido fastidioso, entonces se paró y se escuchó una conversación:

-Escucha tengo a tu hija secuestrada, si quieres verla viva, tienes que hacer exactamente lo que yo te diga, entendido?.
-Si, si por supuesto pero antes déjame hablar con ella para saber que está bien.-
-Papa, Papa!! ayúdame.
-Cariño no te preocupes, que papa te va a salvar, todo saldrá bien. Aguanta cielo!!
-Suficiente. Ahora quiero que te desnudes y salgas al balcón.-
-Pero, por favor no, no pienso hacerlo.
-Tic tac, Tic tac el tiempo corre y morirá!
-Está bien, está bien de acuerdo, ahora mismo lo hago, y que quieres que haga,fuera?.
-Tu hazlo, y no sueltes el teléfono.-

Raúl no podía creer lo que estaba escuchando su Walkie había cogido la señal de una llamada de teléfono, y estaba presenciando en directo, esta horrible escena, apresurado aviso a su amigo Carlos y le contó lo sucedido, y ambos se propusieron resolver este caso, pero no sabían, ni se daban cuenta que solo tenían 12 años, y que podía ser peligroso, porque esto no era un juego.

-Vamos rápido Carlos, hay que averiguar donde está esa pobre niña secuestrada para salvarla,
Los dos amigos salieron de su cada, con los Walkies, y empezaron a buscar por las calles colindantes a su vecindario a ver si veían algo sospechoso, el Walkie empezó a hacer ruido:
– Muy bien señor García, muy bien lo está haciendo todo perfectamente, ahora quiero que vaya a la cocina y coja un cuchillo, el más grande si puede ser.
-Para que? No….
-Haga lo que le digo, y deje de protestar!!!
Has escuchado eso, Carlos?.- mientras hablaban se ha escuchado el sonido de un tren, osea tiene que estar cerca de la estación y además el Walkie tiene un alcance de señal de 900 metros, Vamos!!!
Los dos muchachos se dirigieron veloces a la estación de tren, al llegar allí miraron a su alrededor, pero solo veían bloques de edificios, no sabían como buscar ni donde.

-Ahora quiero que salga de nuevo al balcón y con el cuchillo se corte el cuello.-
-Pero, pero porque que le he hecho yo señor, porque mi hija, tengo dinero le puedo pagar, pero déjenos en paz!!
-No quiero su sucio dinero, y pregunta que, que me ha hecho, se lo recuerdo señor garcía, mi mujer trabajaba para usted en la constructora, cuando los pisos ya estaban acabados, se acuerda?, cierto día le llamo porque no podía ir, tenía que quedarse a cuidar a nuestra hija que estaba enferma y usted le contestó que si no iba la despedía, le dijo que se trajera a la niña a trabajar si quería, pero que no faltase. Y mi mujer fue a trabajar, con nuestra hija, mientras estaba trabajando, mi niña en un descuido de su mama, se acerco a una puerta que tenía que estar cerrada porque daba al terrado, y todavía no estaba acabado, SE ACUERDA?, y mi hija cayó al vacío porque esa puta puerta no estaba cerrada y obligó a mi mujer ir a trabajar, ahora me recuerda verdad
-Señor Perez?, siento mucho ese accidente, no fue mi culpa, mis operarios sabían que esa puerta tendría que estar cerrada, lo siento de corazón, soy culpable de hacer venir a su mujer en esas condiciones pero de la muerte de su hija no, lo siento señor, fueron mis operarios.

-Carlos al escuchar la conversación, se puso nervioso, sabía que eso iba en serio y no era ninguna broma. Le dijo a su amigo que mientras escuchaba había oído un ruido de un grúa trabajando, y entonces Raúl se acordó de las nuevas obras del campo de fútbol, al lado de la estación. Vamos amigo ya se donde está!!

Empezaron a correr y llegaron al lugar donde creía que estaba, empezaron a buscar y de pronto vieron a un hombre desnudo en un balcón.-

Ahí está el padre de la niña!!  y está apunto de hacer lo que le ha dicho.
Entonces Raúl le dijo a su amigo:
-Entra en esa tienda y llama a la policía, tengo una idea!
Cogió el Walkie y dijo:
-Al habla la policía, señor deje inmediatamente libre a la niña, y levante las manos, esta rodeado, no intente escapar, le estamos apuntando desde una azotea. Mientras iba diciendo esto miro hacia el cielo y rezando para que todo se resolviera bien.
-Maldita sea!!, como me han encontrado, no disparen, no disparen, me rindo solo quería hacer que supiera lo que se sufre, cuando te falta un ser querido. El hombre se hecho a llorar desconsolado mientras se dispuso a bajar con la niña. Cuando llego a la calle estaba la policía esperándolo y lo detuvo, el hombre solo quería que volviese su hija, que aquel maldito día no hubiera ido su mujer a trabajar, solo quería asustarlos.

¿Hasta donde puede aguantar el sufrimiento del ser humano, por la pérdida de un ser querido, por culpa de otra persona?.

©Pedro Altamirano

 

About Pedro Altamirano

Autor Pedro Altamirano, me encanta el mundo de la informatica, y hasta hace muy poco no sabía que tenía la capacidad de escribir donde conocí a gente maravillosa en la red y formamos un sueño " El poder de las letras"

2 comentarios en “El joven detective

Deja tu comentario, así nos haces grande

A %d blogueros les gusta esto: