POEMAS,  POESÍA

El huevo azul del día / Gocho Versolari

El día es un pequeño huevo ,
tan pequeño
que cabe en la mitad de una uña.
A través de sus paredes
laten los universos en la yema.
Huevo azul y trasparente
que guarda ofidios y palomas,
monstruos y doncellas,
plumas y adoquines.
Llega descalza y silenciosa,
barre con sonrisas la guadaña. Eres la única
capaz de robar el huevo azul y de empollarlo
en tu regazo desnudo;
en tu deseo.
Cuando lo rieguen los jugos de tu sexo,
el huevo será crepúsculo, alborada,
tarde serena y jubilosa,
reservóreo de un tiempo que se inicia;
el primer año de una nueva era.
Si no llegaras con tu desnudez cimbrante,
el huevo sería un simple proyecto,
un cosmos abortado,
un grito perdido en las marismas,
un cadáver milenario
que nos contemplaría desde la turba de los tiempos.
Si tu descalcez azul
no holla la clara
bullente de bendiciones y de gritos,
habrá pájaros que no alzarán el vuelo
y sonidos informes
que nunca descansarán en el silencio.
Ya veo tu silueta en los perfiles de la noche.
Una luz tenue
vibra el interior del huevo.
Alborotadas,
repican las estrellas.

GOCHO VERSOLARI

2 Comentarios

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: