El beso de la muerte

 

 

 

 

En su beso se pierden los ojos que detestan mirar.

Insaciable siempre

con su hambre insatisfecha

un asedio de sueños inmundos te acosan,

fundiéndose en sus noches oscuras,

gélidas, infames.

Impune y sublime

siempre a la espera

de sumirte en su infinito

errante observa.

espera su sabida victoria.

 

@Gustavo García Pradillo

 

 

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.