Cielo azul respóndeme,
He de saber
Por qué me diste a mí­
Tan triste papel
Tanta luz no deja ver,
Y tal vez
Debieras darme a mí­
Lo que no tendré
Mi destino cambió
Quizás se enredó al antojo de un Dios,
Hiriendo mi corazón
Y yo aquí­ hasta el final,
Le soy fiel ,le doy mi vida,
Donde esté, noche y dí­a,
Y aunque sé
Que mi ser jamás la alcanzará,
Me da igual, pues con sólo saber
Que mañana la veré
Me basta
Sólo un Dios podrí­a ser
Tan vulgar
Y a la vez…
Fuente: LyricFind
Fran Pidal/Acordes con Sentido