Dulce tentación 15.

Samuel aparcó su coche frente a la puerta del edificio de Events y se dirigió directamente a la última planta, donde se encontraba el despacho de Norah. Nada más salir del ascensor, se dirigió a la recepción y, tras saludar a Clare, le preguntó:

–  ¿Norah está en su despacho?

–  Sí, ¿quiere que la avise? – Le preguntó Clare rendida ante aquella perfecta sonrisa de Samuel.

–  No hace falta, ya voy yo. – Le respondió Samuel mientras caminaba alejándose por el pasillo para dirigirse al despacho de Norah. Golpeó suavemente la puerta del despacho de Norah, la abrió y le preguntó antes de entrar: – ¿Puedo pasar?

–  ¿Qué haces aquí tan temprano? – Le preguntó Norah gratamente sorprendida. – ¿Tanto me has echado de menos?

–  Yo siempre te echo de menos, pequeña. – La saludó Samuel besándola en los labios. – Me he reunido con Gerard Benson esta mañana.

–  Lo sé, Gerard ha pasado a saludarme esta mañana. – Le dijo Norah sonriendo. – ¿Qué tal ha ido la reunión con Gerard?

–  Sospechosamente bien. – Reconoció Samuel. – Ha aceptado firmar el contrato una vez su abogado lo revise.

–  Creía que eso era lo que querías. – Comentó Norah al ver que Samuel no parecía demasiado contento. Samuel le sostuvo la mirada y ella supo exactamente qué era lo que estaba pensado. – Ya te he dicho que entre Gerard y yo nunca ha habido nada ni lo habrá.

–  Debo parecerte un psicópata, ¿verdad?

–  Conociendo a Gerard, seguro que te ha dicho algo para que le des vueltas a la cabeza. – Le dijo Norah encogiéndose de hombros. – ¿Qué te ha dicho?

–  No lo ha dicho, pero ha dado a entender que le has ayudado a tomar su decisión para que firme con nosotros y no con la competencia. – Confesó Samuel. – Cuando le he preguntado si tú tenías algo que ver, me ha dicho que tú nunca interferirías en los negocios de ambos, pero que ha hablado contigo de ello y que debería preguntarte qué es lo primero que le has dicho cuando te ha mencionado el tema.

–  Y por eso has venido a la oficina dos horas antes. – Comentó Norah burlonamente. – Gerard se lo va a pasar genial contigo. – Norah suspiró y le dijo: – Gerard empezó a contarme que tu presupuesto se salía de su presupuesto pero que aun así iba a aceptar tu oferta haciendo un esfuerzo, ya había tomado la decisión cuando lo vi esta mañana. La única razón por la que primero ha venido a verme es porque no quiere que lo nuestro salga mal y, cito textualmente, tenga que contener las ganas de partirte la cara cada vez que te vea.

–  Se ha reído de mí. – Reconoció Samuel molesto.

–  No se ha reído de ti, solo se comporta de la misma forma que te comportarías tú con tu hermana. – Le dijo Norah con ternura, sentándose sobre su regazo. – Estás muy mono cuando te pones celoso, pones esos morritos que me entran ganas de besar y…

–  No empieces lo que no puedes terminar, pequeña. – La interrumpió Samuel haciendo un gesto con las manos para recordarle que estaban en su despacho.

–  Llévame a casa y podré terminar con lo que quiero empezar, grandullón. – Le susurró Norah.

–  Te voy a llevar a tu casa para que recojas las cosas que necesites para venirte a mi casa. – Le dijo Samuel sin opción a réplica. – Y, antes de que utilices a Amy como excusa, creo que deberías saber que ella pasará la semana en casa de Josh, que vive en la casa de al lado, así que podréis veros cuanto queráis.

–  Tú siempre pensando en todo. – Le dijo Norah burlonamente. Le dio un beso en los labios y añadió susurrándole al oído: – Recuérdame que te compense por ello.

–  Te lo recordaré en un rato, ahora vámonos a casa.

Norah dejó su coche en el parquin de Events y se subió al coche de Samuel. Una vez llegaron a su casa, hizo una pequeña maleta con ropa para toda la semana, incluido el fin de semana, y cuando se disponía a cerrar la maleta Samuel entró en la habitación y abrazó a Norah por la espalda al mismo tiempo que le susurró con la voz ronca:

–  He intentado contenerme hasta llegar a casa, pero me estás haciendo esperar demasiado y ya no puedo más.

Samuel empezó a acariciarla sensualmente y, cuando comprobó que Norah no ponía resistencia, la desnudó lentamente. Norah se dejó hacer, era demasiado difícil resistirse a esas caricias que Samuel le ofrecía y que cada día que pasaba eran más certeras. Samuel había estudiado todas y cada una de las reacciones de Norah con el fin de averiguar con qué caricias se excitaba y lo había conseguido.

Cuando estuvo totalmente desnuda, Norah se volvió frente a Samuel y, tras dedicarle una sonrisa traviesa, le preguntó con la voz ronca:

–  ¿Cómo te gustaría que compensase lo bien que te portas conmigo, grandullón?

–  Necesito pensar muy bien la respuesta, no es algo que se pueda contestar a la ligera.

–  Entonces tendré que improvisar mientras te decides. – Le respondió Norah juguetona.

Se arrodilló frente a él y se deshizo de sus pantalones, dejando su largo y erecto miembro libre. Acarició su pene con ambas manos y se lo llevó a la boca mientras miraba a Samuel a los ojos y observaba su expresión de sorpresa y placer en su rostro. Norah lamió y besó la verga de Samuel mientras él entraba y salía de su boca aumentando la profundidad y la velocidad de las embestidas hasta que trató de retirarse para correrse pero Norah se lo impidió, dejando que se derramara en su boca, deleitándole tragándose su semen. Samuel gruñó al alcanzar el clímax y acto seguido cogió en brazos a Norah, la besó en los labios apasionadamente y la colocó a cuatro patas sobre la cama para penetrarla de una sola estocada y embestirla una y otra vez al mismo tiempo que estimulaba su clítoris con los dedos para hacerla alcanzar el orgasmo más rápidamente. Y lo consiguió. Ambos se desplomaron sobre la cama y, sin haber recuperado aún la respiración con normalidad, Samuel estrechó a Norah entre sus brazos y le susurró al oído:

–  Eres mi dulce tentación, pequeña.

About Rakel Relatos

Mi nombre es Rakel,tengo 30 años y vivo en Barcelona.Soy una aficionada a la escritura y la lectura sobre todo de novelas románticas y eróticas.Siempre me ha gustado escribir y en abril de 2013 me animé y cree un blog en Blogger. Los relatos de Rakel. Tras poco más de dos años y medio , inicio una nueva etapa en wordpress.En mi blog podréis encontrar relatos y novelas en las que el amor, el sexo y las aventuras son los protagonistas.¡Gracias por vuestra visita!

2 comentarios en “Dulce tentación 15.

Deja tu comentario, así nos haces grande

A %d blogueros les gusta esto: