DON’T KILL THE FLOWERS

 

DON’T KILL THE FLOWERS

 

Lucen como flores, hasta que son aplastadas por estos asesinos de los horrores, que matan estrellas en sus albores, galaxias en sus cobardes rincones, desgraciados hijos de mi especie de mil colores.
¡Asesino de mujeres, tú de mi especie no eres!
Matando las maravillas que te dieron la vida, ¿por qué se repite tantas veces?
Arrancando de la Tierra las semillas que más brillan, yin y yang ensangrentados en la orilla, credo fanático de equivocado poder fálico, ¿por qué se repite tantas veces?, ¡Asesino de mujeres, tú de mi especie no eres!

Eduardo Ramírez Moyano

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestra página

Te has suscrito correctamente al boletín

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

Página de escritores will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.