Dolor que no se expresa

Afonía de ideas que impiden el brote de palabras deseadas,

palabras rotas con repliegues de duelo que no saben cómo salir del silencio

  Expresión de añejo  dolor que se repite una y otra vez en el tiempo y se renueva y en su  retorno se hace nuevo.

Afonía perpleja y ciega, cúmulo imparable de voces

que quedan internas, prisioneras del muro infranqueable

a las puertas del llanto no vertido.

 Dolor maldito que no encuentras el modo de liberarte, no alcanzas a rendirte,

no reconoces tus heridas hasta que te inundas con tu propia sangre

y gritas y gritas pero te quedas en afónica melodía

atrapada y malherida en tu infinito silencio devorando tu alma,  aniquilando tu cuerpo.

 Palabras que no pronuncian quejas que enmudecidas renacen y mueren ensordecidas sin ser exclamadas.

 Hueco y vacío discurso que dolor provoca, se anuda y se atasca con desgarro en la garganta.

Voces que ni el pensamiento escucha, por no salir al momento en tu busca,

palabras encriptadas descifrando amarguras que se engullen y

 atraviesan el alma

estigmatizando el cuerpo, lacerando con su eco

cada poro de mi piel en un recorrido lento.

Imagen de la red

About Marina Collado

Me gusta todo lo relacionado con el arte, la cultura, literatura sin ser experta . Me encanta leer y escribir y estoy en este mundo de las letras de forma accidental.

6 comentarios en “Dolor que no se expresa

    • Así es Ana, ese dolor se enquista y se expresa a través del cuerpo provocando muchos problemas de salud. Besazo guapísima.

Deja tu comentario, así nos haces grande

A %d blogueros les gusta esto: