Se desvaneció el amor al morir la noche, al despuntar el día

Me despojé de ti porque hasta el aliento me duele cuando la soledad

me arropa con su desierto manto al morir la noche, al despuntar

el día.

Cuando somnolienta, al despertar del sueño, tu aroma  en mi cuerpo

aún perdura y tu esencia queda impresa en cada palmo de  mi piel.

Cuando mi desnudez te busca y  sólo hallo el vacío amargo que tu

ausencia deja como triste huella del fruto de mi ensoñación.

 Me arranqué el corazón que desbocado galopa al saberte cerca

y  en el silencioso eco que comprime la noche desenfrenados latidos

se  confunden y se pierden, se agitan y se agotan.

Pobre corazón que sin saber de tu existencia te intuye y te presiente.

Clama con embriagado desespero que me ames intensamente

que mis ganas arden y se impacientan por fundirse con tu cuerpo

y acariciar con prisa loca cada parte de tu cuerpo, cada palmo de tu piel,

 de beber furiosamente el dulce néctar que desprende tu boca

cual mariposa codiciosa por libar tu rica miel.

Eres mi amor incierto, amor perfecto que de mi ser se apodera

 cuando llegada la noche mis ojos se cierran y salgo a tu encuentro

esperando temblorosa  el placentero momento de saciar mi hambre

de amor, pasión y deseo.

 Si no fueras la fantasía que creó mi mente, si con sólo desear pudiera

convertir en realidad este ensueño

 abrazaría la ilusión que soñar es suficiente para devolverte a mi

realidad y rescatarte de este sueño.

Condenada en cada amanecer sin que nada cambie alrededor

y que una y otra vez eche de menos el calor

que tu cuerpo me dejó manteniéndose vivo y muy  presente.

Odio la frialdad del silencio de cada despertar, el lacerante dolor que

en mi alma deja la soledad

cuando mis labios te buscan y comprueban que te has desvanecido,

que vuelves a ser recuerdo de lo vivido, que ya junto a mí no estás.

Vuelvo a enfrentarme de nuevo a mi solitaria realidad,

muere el amor con la luz de cada nuevo día, se evapora la ilusión, se

desvanece mi sueño y con él… se esfuma mi fantasía.

Imagen de la red

About Marina Collado

Me gusta todo lo relacionado con el arte, la cultura, literatura sin ser experta . Me encanta leer y escribir y estoy en este mundo de las letras de forma accidental.

5 comentarios en “Se desvaneció el amor al morir la noche, al despuntar el día

  1. Precioso, Marina! Me ha quedado una cosita en el cuerpo que he necesitado volver a leerlo de lo que me ha emocionado. Gracias por compartirlo, guapa. Un besote enorme! 😉

Deja tu comentario, así nos haces grande

A %d blogueros les gusta esto: