Desprovista

En el desfiladero de la conciencia, resbalando en la locura, se desmiga mi coraza, hecha trizas cae al abismo y me quedo desprovista, expuesta ante la usurpadora soledad que me arrebata la ilusión…
¿Por qué sólo debo dar?
¿Por qué debo ser feliz viviendo desde lejos el amor?
Aunque se diga que al amar sólo debe darse sin importar recibir al menos, una mínima atención; yo me rebelo a eso.
Egoistamente necesito sentirme amada, quiero esos mínimos detalles maravillosos: una caricia, un abrazo, el caminar sin prisa tomados de la mano. Quiero ver cómo se mecen los árboles mientras hablamos, deseo compartir el mismo vaso…
Quiero la simpleza, pero vivida con mi amor.
La vida se escapa en cada instante y mi vida se marchita en cada segundo.

Viviana Lizana Urbina

3 comentarios en “Desprovista

Deja tu comentario, así nos haces grande

A %d blogueros les gusta esto: