Despojos

Perdón por la rayada.

Besos y Feliz Carnaval…

 

 

 

Me despierto sudando

De frío glaciar

Por los poros machitos,

Los mares se llenan

De fríos despojos

Al saber que te has ido.

Rogándole al tiempo vivo

Un suspiro,

Un granito más de arena

 Que atore el agujero de este

 Reloj maldito.

Que solo se acerca,

Sin miedo a la vida,

Sin miedo a la muerte,

Me sueño con ganas de verte…

Y creo ver al hada

 Que nunca me abandona

 Despacio su canto en mi oído:

-Soy yo quien te cuida ¡descuida!

Y mi cerebro se vuelve tan loco

De tanto quererte

Que no sabe si quiera si hay

Dos dedos de frente.

De mi mente salen crueles

 Regueros de tinta que emborronan

 Los dinteles de la aurora

 A la hora del gallo

 Ese que nunca traiciona.

 

Apegado a una botella

 Camino buscando

 El susurrar de unos labios

 Que me sirvan de pañuelo.

Luces de colores agitan mi mente

 Unas piernas contornean

 Su silueta pegada a un rojo tacón

 Todo gira despacio

 Despacio

 Al son de un tambor.

 Después el vacío

 La soledad

 La oscuridad

 Y el sueño eterno.

 

Despierto en un colchón

 De piedra caliza.

 Llueve en un cielo ceniza

 Sin más ropa que cartón

 Sobre la piel y mi desnudado

 Corazón gritando, pidiendo

 Un poco más de tiempo.

A ese reloj maldito

Que no ceja en su empeño

De martirizar el momento.

7 comentarios en “Despojos

Deja tu comentario, así nos haces grande

A %d blogueros les gusta esto: