en el despertar de los pechos azules

Sus pechos azules
en el despertar del sueño
dibujan las finas huellas del deseo

Bajo su vientre blanco
surge un paraíso de recuerdos
donde caminan con pausa
las serpientes que habitan en mi boca

Nos desayunamos los tatuajes del cuerpo
con la avaricia del pan recién hecho
y dejamos que nuestros cuerpos
fallecieran en un mar de silencios rotos.

Fuimos una y varios
Fuimos cansancio sano
Fuimos una luna entera en la palma de la mano.

Y pienso, que ahi,
en los escondrijos del deseo
en las esculturas de los cuerpos quietos
surge nuestra mejor versión
quitándole las telarañas al tiempo.

2 comentarios en “en el despertar de los pechos azules

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: