Desnúdate para mí

Desnúdate para mí

DESNÚDATE PARA MÍ

Hoy quisiera que te desnudaras para mí, con calma, sin urgencia, deleitándote en el proceso y permitiendo que yo me solace también. Sí, lo quiero, lo deseo, lo preciso. Quisiera que para mí te quitaras todos esos estrambóticos disfraces con los que vistes tu vida, que te liberes por fin de todos los recubrimientos que te envuelven, de manera tan concisa, ocultando ante la sociedad la verdadera esencia que recubre tu ser.

No es sencillo, lo sé. Yo misma empleo, en ocasiones, los mismos disfraces que tú. Son aquellos que nos llegaron impuestos de serie para satisfacer al sistema, para volvernos políticamente correctos, socialmente apropiados, hipócritamente condescendientes. Y sí, lo reconozco, yo también soy como tú, un ser vulgar que ejerce de modo total y sumiso la más soez de las prostituciones, marcado por el mismo hierro candente que nos aplicaron al nacer bajo el horrendo pragmatismo de una doble moral cautivadora. Sin salvación ni salida posible del laberinto auto impuesto bajo la consigna de una supuesta y redentora fe.

Pero dejémoslo de puertas afuera. Construyamos, dentro de estas cuatro paredes que conforman nuestro espacio, un refugio inexpugnable en el que poder mostrarnos el uno al otro sin ningún tipo de coraza sobre nuestra sensible piel, desnudos de máscaras y disfraces, sin tapujos, sin falsos pudores ni limitación alguna que coarte nuestro verdadero sentir. Hazlo para mí de la misma forma en que yo he sido capaz de hacerlo para ti, mostrándome limpia y cristalina como la superficie del más bello lago encerrado entre montañas, dejando aflorar mis verdaderos sentimientos, mis anhelos más velados, mis deseos subrepticios.

Hazlo. Te aseguro que cuando lo consigas podrás descubrir una nueva suerte de comprender la vida, sin problemas ficticios creados por una mente obligada a encauzarse por una vereda que se dirige a un lugar al que nunca quiso llegar. Descubrirás la belleza de entregarse a una persona con la única inquietud de ser. De ser tú. Único. Especial.

Así que hazlo, no tengas miedo. Haz que entre los dos no exista prejuicio alguno. Desnúdate para mí.

Soy Ana, financiera de profesión y escritora de vocación. Tratando de cumplir mi sueño. Aprendiendo, siempre aprendiendo. Aprendiendo a escribir, aprendiendo a vivir.

8 comentarios en “Desnúdate para mí”

  1. Desnudar el alma de todo lo que la constriñe se hace necesario para dejar al descubierto el ser tal cual es.
    Besazos todos preciosa!!!❤❤❤

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: