Desde la temporal nube que me cubre las letras

Desde la temporal nube que me cubre las letras

 

 

Cuando los ojos no te permiten

escribir un poema

en una noche de San Juan

aflora un único deseo

que se apodera de mi mente…

 

Ver de nuevo

para poder seguir leyendo.




Cuando escribir no se puede

y las letras se aúnan

alejándose esquivas,

juegan al escondite

con unos párpados

que se humedecen

intentando ver

lo que no consiguen ver

 

Vencida por la tristeza,

vuelve a pedir disculpas,

quizás otro día

Hoy no sale la poesía

 

@carlaestasola

Desde la temporal nube que me cubre las letras. Perdón por no estar a la altura de @elpoderdlasletras

Ofrezco a cambio un viaje por los sentidos a través de mi íntima amiga pautada para quien tenga el lujo del tiempo, como yo

 

Música:

La Boulange By: Yann Tiersen

https://youtu.be/0Wuu2Oe4Pvs

 

The Ghost Writer – Track 4 – Lang’s Memoirs

https://youtu.be/5FsDLU3sr4U

 

Yann Tiersen – Esther

https://youtu.be/rOcXBNYXnYY

 

James Thiérrée – La Veillée des Abysses

https://youtu.be/hmd0ugl2cQU

 

Gonzales : Othello / Kenaston ( Live )

 

Smoking Time Jazz Club – “Percolatin’ Blues”

https://youtu.be/dfuHwPtVQOc

 

Coma – Yann Tiersen

https://youtu.be/eaXQYHDbEKE

 

Yann Tiersen – L’absente

https://youtu.be/9wIbylO24gE

 

Esther – Yann Tiersen

https://youtu.be/VoE04a1RHwk

 

Ahora puedes seguir solo…

Ella
Carla Duque es el pseudónimo de una mujer que no creía en sí misma. Aprendió a integrar en su vida cotidiana todos los grandes adelantos de la tecnología desde hace tanto que no alcanza a recordar, lidiando con todo tipo de engendros con teclados. Sobrevivió al cambio de siglo adaptándose a su entorno, no sin esfuerzo. Fue acusada en juicio sumarísimo de huir de la realidad con este personaje, no sabían sus jueces que nada había más lejos de su realidad que la vida real.

Yo
Soy en la medida en que me dejo llevar por las teclas, procuro con toda la torpeza comprensible en una advenediza, enlazar sílabas, componer palabras que se asocien entre sí expresando todo aquello que mí día a día no me permite expresar.

Desde niña me desahogué ante un folio y traté de asesinar mis recuerdos, más todo acababa siempre en una papelera, una hoguera, o en un cubo de basura, siempre hecho añicos.

Llego al mundo bloguero y monto mi primer blog en el año 2008. Luego, mi inconstancia me llevó al olvido. Volvía en el 2011 con otro, y otro blog… Pero no fue hasta el 2013 cuando surgió “La Mala Rosa”, le siguió “Subversión Labial”. No fue hasta mi colaboración para “El Poder de las Letras” desde hace dos años al que debo mi recién estrenado metodismo. He conseguido a regañadientes sentarme con periodicidad a escribir para mi cita de los viernes con los lectores.

Y hasta aquí puedo escribir, el futuro es incierto, sigo sin creer en mí misma, pero no cejo en el empeño de conseguirlo algún día.

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: