y dejo mis alpargatas vacías

y dejo mis alpargatas vacías
a la espera
de que mi regalo,
de nuevo,
sea la rebeldía de tus cabellos
el sabor de tu carne
la dulzura de tu pensamiento.

que mis zapatos vacíos
fotografía de tu ausencia,
amanezcan repletos
con nuestras bocas encadenadas
en susurros de agua,
mientras las mariposas de la piel
se bañan en un mar desnudo.

el anhelo de mis huellas de nube,
que el mundo entero sea
la miel de tus labios.

2 comentarios en “y dejo mis alpargatas vacías

Deja tu comentario, así nos haces grande

A %d blogueros les gusta esto: