De tú a tú con Fco. José Motos, escritor.

francisco-jose

Como podéis suponer, para mí era un reto personal el conseguir una entrevista con un escritor reconocido y me encantó que el señor Motos aceptara pasar un rato con nosotros, ya que, además de escritor, es un apasionado de su tierra, que para mayor deleite, es la misma que la mía, Murcia. Fco. José Motos nació en Lorca (Murcia), muy cerquita de mi luminosa Águilas, lo que da a estas líneas una complicidad especial.

Hace unos días, cuando me puse en contacto con el señor Motos para saber si le gustaría esta idea de llenar un espacio del blog en un “De tú a tú”, no le conté que una parte principal del rato que vamos a pasar juntos es sentirnos como en casa y por eso, con su permiso, voy a tutearlo; aparcamos el “usted” y vamos a ser, durante un rato, “tú”  a secas, sin formalidades.

EBIP: Buenos días señor Motos. ¿Pasamos del usted en este “De tú a tú” y vamos directamente al “tú”?

FJM: Por supuesto que sí. ¡Empezaba a no reconocerme en ese usted tan oficial y estricto!

EBIP: Tengo cierta predilección por las primeras preguntas, ya que pienso que, al igual que la primera frase de un libro, es muy importante para enganchar al lector. Así que ahí va, ¿cuál fue tu primer amor reconocido?

FJM: Veo que entiendes muy bien el mecanismo del enganche en comunicación, no me extraña en absoluto. He podido leer algunas de las cosas que escribes en tu blog y son de un gran nivel y perspicacia. Pero, me temo que no he contestado. Mi primer amor reconocido fue la escritura y la lectura.

EBIP: Muchísimas gracias por el halago. Dando un paseo virtual por tu vida, encontré que, sorprendentemente, te diplomaste en ¡Gestión de Empresas e hiciste el postgrado en Dirección Estratégica! ¿Vocacional o era lo que había?

FJM: Era lo que tocaba, Isabel.

EBIP: ¿Cómo se llega al punto de decidir romper con la vida que llevas para dedicarte a algo tan fortuito como es la escritura? Y digo fortuito porque nunca se sabe qué va a pasar con una novela, más aún cuando uno es un autor novel.

FJM: Probablemente con mucha inconsciencia y con un punto de ganas de cambiar de rumbo, o encontrar el propio.

EBIP: Dice una biografía tuya que encontré que, fruto de la necesidad de sumergirte en el mundo de la escritura, nació El perseguidor de sueños, tu primera novela. Imagino que cuando te sentaste a escribirla no pensaste que acabaría siendo lo que es. ¿O sí?

FJM: ¡Para nada! Recuerdo que empecé a escribirla en un bar en Granada, y pensé: “Por fin me pongo a ello”. Fue como una más de esas cosas que se hacen sin pensar mucho.

EBIP: Uno de tus lemas favoritos es “Leer para ser libres”. ¿Qué significado tiene para ti esa frase?

FJM: Según mi manera de ver las cosas, encierra una gran verdad que se nos escapa en nuestro mundo rápido y de fácil consumo: no es otra que no podemos ser libres del todo sin conocimientos y emociones que nos humanicen. Y los libros son un camino iniciático en ese sentido.

EBIP: ¿Qué opinas de fenómenos sociales tan bestiales como el que se produjo con la publicación de la Trilogía de Grey?

FJM: Creo que hay espacio para todo. Pero, en el caso concreto que me preguntas, sí que me gustaría hacer una reflexión: ¿Cómo es posible que, en un mundo en el que se persigue la igualdad entre hombres y mujeres, que es un derecho irrenunciable, una novela que hace una especie de apología de la sumisión de la mujer, tenga tanto recorrido entre lectoras? Y ahí lo dejo….

EBIP: ¿Eres de los que piensan que cualquier cosa vale con tal de leer algo o hay que ser un poco exigente a la hora de elegir una lectura?

FJM: Creo que hay que ser un poco exigente. Hay que tener el paladar para poder distinguir, cada cual según sus gustos. Tengamos en cuenta que la lectura, como otras formas de conocimiento, estructura nuestra mente. Y en esto, como en todo, es de aplicación que, si introduces buenos elementos, el resultado final será bueno a la fuerza.

EBIP: Por tanto, ¿cantidad o calidad?

FJM: Calidad, siempre calidad.

EBIP: Eres un amante de la cultura en todos sus géneros. De hecho, mezclas perfectamente literatura con teatro y música y, en la presentación de tu último libro, La traición de un sueño, también hemos tenido la presencia de la pintura, encarnada en la figura del pintor murciano Pedro Pérez Casanova, autor de la portada de la novela. ¿Cómo consigues que encajen todas esas piezas a la hora de planificar un evento de ese tipo?

FJM: Intento tener claro el hilo conductor que une todo. Es decir, cuál es el mensaje final que se quiere transmitir, y a partir de eso se construye todo lo demás. Es un privilegio que tantas personas talentosas se quieran sumar con tanta generosidad a aquellas cosas que yo promuevo.

EBIP: ¿Hay que reinventarse continuamente en estos tiempos para seguir generando interés?

FJM: Sin lugar a dudas. Es una excelente reflexión. Nuestro mundo va muy rápido, todo cambia a gran velocidad, y no se puede ir en contra del signo de los tiempos si se quiere mantener la atención de otras personas.

EBIP: Hace unos días asistí estupefacta a la retransmisión del Festival de Eurovisión. No sé si me quedé más boquiabierta con la ganadora, con el nuevo invento de las votaciones o con los puntos que recibió España. ¿Qué te pareció?

FJM: En un mundo en el que los intereses económicos y las influencias diplomáticas están por encima de las manifestaciones artísticas de todo tipo, todo puede pasar. Y pasan estas cosas, que no obedecen a lógica alguna.

EBIP: Sé que, al igual que yo, opinas que nuestro idioma es lo suficientemente bueno y rico en matices como para tener que llevar una canción en inglés. Reconociendo que Barei, nuestra representante, no lo hizo nada mal, dime, ¿crees que merece la pena no llevar una canción en español?

FJM: Para nada. Creo, sinceramente, que es de un ‘provincianismo’ total. Quien decidiera finalmente que la canción que nos representara en Eurovisión fuera cantada en inglés debería dar las explicaciones pertinentes. Toda acción de este tipo ha de tener sus consecuencias. La dignidad es lo último que se puede perder.

EBIP: He leído por ahí que cuando estás en pleno proceso de creación es cuando menos lees. ¿Por qué? Siempre he pensado que es en ese momento cuando más ideas se necesitan y que todo ayuda.

FJM: Es cierto, veo que estás muy bien documentada, te felicito por ello. Es una pequeña manía personal. Y lo hago porque pienso que de esa manera no me dejo influenciar por aquello que estoy leyendo. Es una forma, muy particular, de encontrar una cierta libertad de creación en ello.

EBIP: ¿Cuál es tu método de escritura?

FJM: No tengo un método muy definido. A lo que sí obedezco es a no realizar planificaciones previas, y va en el mismo sentido que comentaba en la pregunta anterior. Respeto, como no puede ser de otra forma, aquella corriente que dice que hay que planificar en detalle. En esto, como en tantas cosas, cada maestrillo tiene su librillo.

EBIP: Eres miembro del Centro Andaluz de las Letras (CAL). ¿Qué tal la experiencia?

FJM: Una gran experiencia. He de decir que debería haber muchos más centros de este tipo con el apoyo de las instituciones. Antes de esta crisis que nos azota, había muchos centros de este tipo dependientes de comunidades autónomas que fomentaban el placer de escribir y leer. Actualmente el CAL es casi el único que ha quedado, por lo que me siento orgulloso de pertenecer al mismo.

EBIP: Sé de buena tinta que uno de tus autores favoritos, quizá el que más te gusta, es Eduardo Mendoza. A mí personalmente me encanta, disfruto mucho con sus novelas. Dime, de todas las obras de arte que ha escrito, ¿Con cuál te quedas?

FJM: Sí, es cierto Isabel. Eduardo Mendoza, para mi gusto, es uno de los grandes de verdad.  Y el que más disfruté, y no es uno de sus libros más conocidos, fue El laberinto de las aceitunas.

EBIP: Hablemos un poco de tu producción literaria. Hasta la fecha has escrito tres novelas, El perseguidor de sueños, La estación del destino y La traición de un sueño, presentada hace apenas unos días. Todas ellas tienen en común la intriga, el amor y el desamor, la traición,… ¿Cuál es tu favorita?

FJM: Bueno, para alguien que escribe y pone pasión en lo que hace, sus libros son como sus propios hijos, así que, aunque sean diferentes, los amas a todos. Es cierto que a El perseguidor de sueños, por la forma en la que lo escribí, muchas veces en bares y en pequeños momentos de inspiración, le tengo un querencia especial. Aunque sin quitar ni un poquito al resto.

EBIP: ¿Te identificas especialmente con alguno de los protagonistas de estas obras? Tenemos a Ramiro en la primera, a Ana Martí en la segunda y a Iris en la tercera.

FJM: Si tuviera que identificarme, tal vez lo haría un poco más con Ramiro. Aunque soy de la opinión de que los personajes que se crean, si se hacen con sinceridad, siempre tienen algún matiz de su creador.

EBIP: La última novela, La traición de un sueño, tiene como eje central el tema de la corrupción, tan de moda en España durante estos últimos años. ¿Buscaste una trama específica para tratar este tema o surgió sola?

FJM: Surgió sola. Hay tantas actualmente que lo difícil hubiera sido no verlas.

EBIP: Una curiosidad, ¿crees necesario conocer físicamente el lugar en el que has decidido ambientar una trama?

FJM: No, creo que si se conoce le puede dar, en algunas ocasiones, algo más de profundidad a la descripción. Pero es que hoy en día, por fortuna para los que escribimos, se puede ver incluso de forma física el lugar concreto en que se quiere situar la trama. Con Internet y sus famosos buscadores todo es muy accesible.

EBIP: A la hora de crear, ¿crees que es más difícil lograr un buen resultado con un relato corto o cuesta más con una novela?

FJM: Sin lugar a dudas, es más complejo con una novela. Embarcarse en la escritura de una novela requiere un tiempo largo de dedicación, en mi caso un año aproximadamente, y a lo largo de todo ese tiempo uno va fluctuando con la misma novela. Aunque he de decir que un relato corto bien escrito tiene una gran complejidad también.

EBIP: Abusando de tu confianza voy a pedirte algún consejo para los escritores en potencia que sueñan con alcanzar la página quinientos de una creación…

FJM: ¡Para nada es un abuso! La verdad es que estoy disfrutando mucho con esta entrevista. Está muy bien preparada por tu parte y las preguntas no son las estándar y convencionales.

Yo no soy muy de dar consejos, pero sí algunas indicaciones que espero que puedan servir de algo. En primer lugar, es importante que no tengan prisa por llegar a eso. La escritura requiere intensidad y cuando no se percibe, hay que dejar pasar el momento para retomarlo más tarde. Y en segundo lugar, la honestidad en lo que se escribe es fundamental. Esto es lo que se podría llamar “el estilo propio”: decir las cosas que se sienten antes de decir aquellas que pensemos que van a llegar mejor porque son las que imperan en el mercado.

Y finalmente, y esto creo que es lo más importante, el respeto absoluto por el lector. Esto quiere decir que, si hacemos algo que no nos llegue mínimamente a nosotros, no debemos ponerlo en circulación.

EBIP: Por último, y si me lo permites, voy a hacerte mi pequeño “test del blog”. Espero que te guste, para desestresar…

FJM:

Un color: verde

Una fragancia: jazmín

Una canción: Nunca el tiempo es perdido, de Manolo García.

Un sentimiento: pasión por la vida

Un libro: El laberinto de las aceitunas, de Eduardo Mendoza.

La compañía perfecta: mi chica y mis amigos.

Un lugar: ¡esta te va a gusta! La playa de La Carolina, en Águilas.

EBIP: ¡Pues sí que me gusta! Es también mi playa favorita, la más bonita de todas para mí.

Tengo que decirte que he disfrutado mucho con esta entrevista, ha sido genial charlar un rato contigo. Te deseo la mejor de las suertes en tu carrera y te agradezco de todo corazón las palabras tan bonitas que has dedicado al blog y a mi trabajo.

FJM: Muchas gracias a ti por esta magnífica entrevista. Me he sentido muy cómodo haciéndola. Besos para ti, Isabel, y un abrazo para todos tus seguidores.

¡Uf! No sé cómo despedir estas líneas. Quizá la mejor manera sea recordando unas líneas de la canción elegida por nuestro escritor de hoy, Francisco José Motos:

“Si tú regresas las mañanas se visten de alegres canciones.  Rastro, huella de mi búsqueda errante,  que sin ti no encuentro señales  nunca el tiempo es perdido,  es sólo un recodo más en nuestra ilusión ávida de olvido”.

“Nunca el tiempo es perdido”, Manolo García.

Bss. 

7 comentarios en “De tú a tú con Fco. José Motos, escritor.

Deja tu comentario, así nos haces grande

A %d blogueros les gusta esto: