EL PODER DE LAS LETRAS

De nuevo brilla la luna

De nuevo brilla la luna,

un nuevo cuarto menguante me oprime el pecho,

lloran fugaces las estrellas,

dejando tras de si una estela de tristeza.

 

Caen lágrimas cortantes,

rasgando mi pena en jirones,

de negras nubes aterciopeladas.

 

Miro al horizonte,

buscando un atisbo de cordura.

 

Se esconde el sol,

tras las montañas del miedo,

cabizbajo, temeroso,

de no encontrar de nuevo un cielo,

que le acoja entre sus brazos

y lo haga volar cuan mariposa.

 

Mientras el mar bate las olas,

creando espumas blancas de inocencia,

repartiendo entre ingenuos amores su locura.

 

Paseas por el puente de la tristeza mirando al río,

su negrura te atrapa,

te llama a voces,

entre el eco de tus pasos

y el vacío de tu alma.

 

El ahoga sus recuerdos y a ella,

allí, donde se conocieron,

alumbran velas negras,

quemando una pasión,

que se perdió tras una botella,

de Bourbon y una ligas rojas.

 

Una bata blanca y una camisa,

con cintas de velcro adornan mi cuerpo,

oprimen mi mente,

entre las acolchadas paredes de mis sentimientos,

que me destrozan muy lento.

 

Atiborrado de ti,

esa droga que niebla mi cordura,

alimenta mi pasión de ternura.

 

Dejando volar mi imaginación,

hasta perderse en el horizonte,

tras una niebla espesa de gris amargura.

 

 

Pinto mi esperanza verde,

añoro volver a ver tu sonrisa,

a oír tu voz,.

 

Que susurres mi nombre,

que me cantes nuestra canción,

que me devores el alma,

que enciendas la llama,

que nos consume a los dos.

 

Me sorprende tu silencio,

que atrona mis oídos,

quiero que me grites,

para caer rendido en tu regazo,

como si fuera un niño.

 

Recógeme en tus brazos,

acúname despacio,

aunque no tenga sentido.

 

Me acurrucare en tu pecho,

hasta quedarme dormido,

que la oscuridad me atrape,

me lleve allá,

donde habitan los sueños.

 

Que haga realidad los nuestros,

aquellos que una vez juntos soñamos,

y se disolvieron en la nada.

 

©Antonio Caro Escobar

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: