"EL RETO",  BLOG DE LECTORES,  CONCURSO ESPECIAL,  CONCURSOS LITERARIOS,  RETO #DameLaHistoriaTú,  RETOS LITERARIOS

#damelahistoriatu «EL REGALO»


El curso de las gentes, maltratado por el devenir de aquella sociedad marchita, era un gran fotograma en blanco y negro de lluvias, silencios sin compasión, adverbios rotos, escándalos por amor y maniobras del vulgo esperando ver amanecer el Arcoiris en los ojos de una conciencia colectiva perdida cerca de las arrugas del Tiempo.
El alma de una niña en mitad de la nada, habiendo tanta gente, tanto vértigo de muchedumbre a su alrededor, convertía la escena en un teatro de representación kafkiana… Sólo sombras con prisa, recuerdos fantasmales, gigantescos y superlativos como catedrales, rostros de lluvia chorreantes, escaleras, peldaños, «vuelva usted mañana» repetitivos, millonarios tacaños, taquillas, viajes…
Ya sólo le quedaba media hora, sonó un chirrido a su derecha y varios hombres forzudos pusieron en marcha una especie de oxidada maquinaria de metal antigua, parecida a un robot carcomido, mientras Laura esperaba ansiosa la llegada cerca de las vías del ferrocarril de las nueve, procedente de la capital.
A su corta edad iba a conocer el mejor regalo que le ofrecería la vida, después de haber dejado aquel horrible hospital, por eso hoy se sentía como la bandada de palomas moradas que se había colado en la estación, enarbolando la bandera de la libertad y el amor.
Se apresuraron las pisadas, silbaron en todos los tonos y timbres los elementos, y el vetusto reloj de pared de encima de los asientos marcó la hora. Entre vapor, nubes de humo de cigarillo, el chirriar de los vagones, y una neblina propia de Londres, se acercaba el feliz acontecimiento.
Por fin, a eso de las nueve y cinco, una pareja de imagen encantadora y pose bonachona, con los brazos abiertos y el alma henchida se lanzaban hacia su futura hija, que más contenta que nadie, lloraba de alegría al conocer a sus padres adoptivos.

Eduardo Ramírez Moyano

 

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: