#DameLaHistoriaTú

El curso de las gentes, maltratado por el devenir de aquella sociedad marchita, era un gran fotograma en blanco y negro de lluvias, silencios sin compasión, adverbios rotos, escándalos por amor y maniobras del vulgo esperando ver amanecer el Arcoiris en los ojos de una conciencia colectiva perdida cerca de las arrugas del Tiempo.
El alma de una niña en mitad de la nada, habiendo tanta gente, tanto vértigo de muchedumbre a su alrededor, convertía la escena en un teatro de representación kafkiana…… Sólo sombras con prisa, recuerdos fantasmales, gigantescos y superlativos como catedrales, rostros de lluvia chorreantes, escaleras, peldaños, «vuelva usted mañana» repetitivos, millonarios tacaños, taquillas, viajes…




Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestra página

Te has suscrito correctamente al boletín

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

Página de escritores will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.