Daisy la orca valiente

Daisy la orca valiente

Daysi es una orca, esas que dicen los humanos que son ballenas asesinas pero ella era diferente, es muy joven de apenas diez años, nadaba sola por las aguas heladas del océano Ártico, había un grupo de orcas allí pero no se hablaba con nadie prefería estar sola porque no es como las demás. Llevaba dos días sin comer porque no le gustaba cazar, se alimentaba de los restos que dejaban otros depredadores, nadaba junto a un pedazo de hielo enorme cuando subió a la superficie para respirar y vio a una foca tumbada encima del hielo, se fue acercando poco a poco para poder verla mejor cuando de pronto la foca intentó levantarse pero no podía estaba herida.

– Comeme ya, por favor – le dijo la foca
-No, no voy a comerte solo quiero ser tu amiga, no soy como las demás no me gusta cazar. – contestó Daisy
-Ahhh, no? – preguntó la foca sorprendida – Entonces me puedes ayudar, estoy herida por el ataque de una como tú y necesito ir al otro lado donde está mi familia, seguro que están preocupados por mi.
-Puedes nadar?,-preguntó Daisy –
-Si puedo, aunque con dificultad porque mi aleta trasera está  muy dañada y eso me hará ir más despacio. Por cierto me llamo Pepa- respondió la foca –
-Hola pepa yo me llamo Daisy – respondió haciendo una reverencia-, vamos ponte a mi lado que yo te taparé para que nadie te vea e iremos poco a poco no te preocupes que verás a tu familia. Entonces la foca se tiró al agua con mucho cuidado para no hacer ruido y que otras orcas la escucharan,  se puso al lado de Daisy, empezaron a nadar cuidadosamente pero su aleta al estar herida dejaba un rastro inconfundible para ser olfateado por otros depredadores. De repente se acercó a gran velocidad una orca que pasó por debajo de ellas y se dio cuenta que había una foca herida, intentó atacar en varias ocasiones pero Daisy logró proteger a su amiga hasta llegar al otro lado donde un grupo de focas le ayudaron a refugiarse. Al ver que su amiga estaba a salvo Daisy se alejó lentamente en las profundas aguas heladas del océano, contenta y feliz porque sabía que tendría una amiga para siempre.

 

© Pedro Altamirano ( Daisy, la orca valiente)

 

4 comentarios en “Daisy la orca valiente

Deja tu comentario, así nos haces grande

A %d blogueros les gusta esto: