Cuentos oscuros II

 

 

En el silencio surge la luz

que a las tinieblas intenta ocultar

una palabra que indica que el mal

nunca sostuvo un marcado ritual.

Allá donde tú eras camino,

fiel destino, con sentido.

Nada cambiará la ocultación del peregrino,

si al vestir el luto al compungido

brilla al salir la luz

de este mar de dudas

que soy yo, agazapado en la bruma.

Desleal y arrepentido

brota en susurro un mar de viento

oleadas de hojarasca marrón

enturbian los miedos,

el miedo al dolor.

 

Gustavo García Pradillo

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.