¿Cuento contigo?

¿Cuento contigo?

 

 

¿Que va a ser?
Que ya no queremos ver
por mucho que miremos
Y no es cuestión de graduación,
ni de óptica.

Hemos perdido conexiones
neuronales y nerviosas
y nos perdemos
ante el reflejo invertido
de lo que vemos.

Hace mucho que el ser humano
se perdió
o acaso interconectó
con otra realidad
dominándonos por completo
deformando realidades
ciñéndonos al yo

Yo siento,
Yo pienso,
yo quiero…
Trazan líneas invisibles
que desvian el trayecto

Perdimos el “nosotros”
por el camino.
Porque nada se antepone
a la tiranía del ego.

Una vez,
recordemos,
fuimos un todo, uni-verso
donde el equilibrio natural
nos guiaba.

Perdidos.
Ya no encontramos el camino
de regreso.

Es fácil,
pero no queremos.
Sólo bastaría cambiar

el pronombre personal
a la segunda persona
del plural.

Pero ya,
no lo vemos.

Al fin y al cabo nadie escucha consejos
nuestro universo es ahora tan pequeño
que se ha subdividido a su vez en microuniversos
perdiendo las conexiones entre ellos

Ya sólo conectamos ante el propio interés
somos meros instrumentos.

A veces reconocemos un dios
que nos mantiene hacia el objetivo
desechándolo en cuanto lo conseguimos.

Ansiamos la vuelta a nuestro yo,
con urgencia
a la zona de confort de nuestro microuniverso.

Incomunicados.
Somos cómodos, más bien vagos.
No precisamos de nadie
para esa zona en la que reinamos
convirtiéndonos en tiranos
constantemente en guerra contra
microuniversos cercanos.

Destrucción.
Pequeños Hitlers del planeta,

¡os reto!

Dejando el “mi”,
volvamos al “nuestro”.
Volver al “nosotros”,
del “yo” saliendo.

¿Cuento contigo?
¿O no cuento?

@carlaestasola

Música: HAUSER – Adagio (Albinoni)

Imagen:

3 comentarios en “¿Cuento contigo?

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: