EL PODER DE LAS LETRAS,  PROSA POÉTICA

Cuando me vaya

 

 

 

Cuando me vaya, cuando sea el momento en que mi cuerpo por el cansancio del tiempo vencido quede y se rinda y abra sus puertas y caiga en brazos de la oscura sombra que siempre acecha. Cuando mi alma el cuerpo abandone y hacia su destino vuele, quiero mantener la mirada clara y fijar en mi retina todo aquello que permitió que mi viaje fuera el más placentero de los cruceros.

Cuando aún me queden fuerzas y aliento suficiente que de mi boca salga, quiero alzar mi voz y entonar el más bello canto, danzar al compás de la respiración y dejar en la exhalación notas de amor que en el Universo se expandan.

Cuando mi corazón aún responda con sus latidos, quiero ser diseñadora de nuevos colores y ritmos, creadora de un nuevo compás que una todos los latidos. Cuando ya mi cuerpo quede yerto en algún lugar reservado para el momento quiero que sea la sonrisa y no el llanto de lo que esté plena mi estancia. Quiero escuchar las voces y el griterío, que el silencio no se imponga a nadie y no impregne con su presencia el aire. Quiero contemplar espacios luminosos, quiero escuchar la más bella canción de amor, que sea el sonido de su melodía el que me acompañe cuando el umbral cruce. Sinfonía de amor que mi alma en su vuelo guíe allá donde quede su destino.

No quiero que mi ausencia sea causa de tristeza, que mi recuerdo motivo de sonrisas sea. Quiero que el amor entregado sea la motivación para que los corazones amados emitan sus latidos. Feliz será la partida si como solicito soy recordada. Inmortales permanecen los seres amados cuando el corazón es custodio de su recuerdo, en él se mantiene y se guarda por siempre.  

 

@Marina Collado Prieto

4 Comentarios

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: