EL PODER DE LAS LETRAS

Contra corriente

Paseo por el monte mi mente,

entre árboles y arbustos pensamientos y divagaciones,

una mezcla de aromas de recuerdos me embriagan,

camino sin noción,

ni rumbo.

Aparezco en un acantilado,

un río corre por el fondo,

miro y veo a alguien que esta en medio de la corriente.

Una corriente que le arrastras,

a pesar de sus esfuerzos por nadar en contra.

No puedo apartar la mirada de él.

Él mira un segundo hacía arriba y me ve.

¡Dios! Soy yo, pero…

¿Qué hago ahí?

¿Qué hago aquí?

Vuelvo a mirar y le veo me veo cansado,

más cada segundo que pasa,

tanto que quiere quiero dejar de nadar,

permitir que la corriente me arrastre al fondo

y dejar de pensar.

 

©Antonio Caro Escobar

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: