Consejos a un euro diez

Aquella mañana, después de que te marcharas del bar, miré hacia abajo y pude ver la solución.

Había estado ahí todo el tiempo, a unos centímetros de sorbo.

M. L. F.

Soy Marina López Fernández
Licenciada en nada.
Escritora de vocación.
Autodidacta.
Quiero aprender y compartir.

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: