A su paso

A su paso


Una ceniza entre sus dedos

eso es lo que queda

una tierra baldía

tras su paso.

Con sus ojos inocentes,

los niños con las manos

arañan la tierra

para con sus lágrimas

regar la próxima cosecha.

Mientras sus mayores

les miran

con una llama de esperanza

prendida.

Marijose.-

1 comentario en “A su paso

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: