Mujer (Día Internacional de la mujer)

Mi fuerza infinita de mujer, hacia las mujeres, en este día y en este mundo en el que somos la luz y el motor del universo mismo.

Naciste con la luna y con el primer rayo de sol
Perfecta como diosa
En la bendita condición de ser mujer

Mujer
Con toda tu fuerza
Con las ganas y la capacidad infinitas
De ser fuente de vida terrenal y eterna

De ser el primer y más hermoso legado del universo

Llegaste a este mundo
En el que se atrevieron a colgarte un pesado fardo
Que te grita, aún hoy “el sexo débil

Que te infringió el muro de ser acompañante

Y nada más

Quizá, en algunas ocasiones
Comenzaste a desvanecerte
A desaparecer ante el espejó
Ante un amante despiadado que te regaló su anulante beso

Desapareciste
Ante tus propios ojos
Ante tu propia piel
Ante el regalo infinito de haber nacido mujer

Y ahí, justo ahí
Se encontraba la más fuerte raíz

La que le ató con pies firmes a la tierra

La que te llevó a florecer con brillantes colores de primavera

 

La raíz que muestra al mundo que tu corazón es de hierro

Capaz de soportar el mayor fuego para ser forjado

Tú amantísimo corazón que mueve vidas

Que crea esperanza, que eleva al cielo

 

Te bendigo mujer, como mujer que soy

Porque me pertenece el legado de tus años

Porque somos la causa de la magia de este mundo

Te bendigo y te abrazo hoy y siempre

 

Y, desde aquí

Desde mi propia luna

También me levanto en protesta

De la mano de cada una de estas diosas

Enviadas a un cuerpo de mujer

 

Levanto la mano alcanzando el cielo

Clamando por cada soplo de vida en nuestras propias vidas

Luchando por que nuestro mundo sea un lugar seguro

Para nuestras almas, para nuestros cuerpos

 

Me elevo sobre todas las voces

Las graves, las más graves

Las cobardes y las valientes

Las que aman y las que matan

 

Mujer

Me uno al grito universal

¡no más almas desaparecidas!

 

Me uno al silencio que cobija hoy nuestros días

¡No más almas llevadas al mundo etéreo antes de que sea su tiempo!

 

Sigue vistiendo de rojo

Continúa danzando la gloriosa vida de la vida misma

 

Sigue siendo tan sólo lo que eres

El grandioso espíritu de ser mujer

CON DIEZ CAÑONES POR BANDA…

 

De chico, uno de mis sueños era ser pirata; claro, lo encontraba emocionante y aunque el término no fuera común a mi habla, romántico, porque los piratas que conocía por la literatura siempre tenían a la novia que era bella y vivía en una ciudad lejana.

 

Los piratas de mi fantasía eran caballeros que recorrían mares huyendo de los que ellos consideraban enemigos, o dándoles batalla sin importar el número de barcos que tuvieran, desafiando a la muerte que nunca les llegaba, pues en el momento justo, el viento que hinchaba las velas los hacía escapar entre un  tronar de cañones que imaginaba alimentados por sudorosos marineros súbditos de algún rey.

 

He contado otras veces que desde la terraza de la casa en Barranco se veía el mar y que montado sobre la baranda de madera que allí había, vivía las aventuras leídas e inventaba nuevas; decía también que era un juego que tenía capítulos y que cada tarde volvía de surcar la fantasía diaria; los piratas habitaban mi mundo y sin disfraz alguno, soñaba con ser uno.

 

Ahora sé que los piratas eran sanguinarios delincuentes que navegaban en busca de las presas en su coto de caza que era el mar; también sé que los corsarios (¡qué bonito es el nombre!) eran piratas que tenían la mentada “patente de corso” que dada por un rey o una reina autorizaba sus pillajes y les daba un manto de respetabilidad legal, a cambio de un porcentaje del botín a la corona contratante; digamos que los corsarios eran piratas por encargo y no supe nunca si lo que los movía era el odio o la ambición, que protegida, se teñía del color de lo lícito.

 

Ahora que sé todo esto y muchas cosas más, recuerdo con cariño esos años de infancia, donde el no saber era simple inocencia y nadie me tildaba de ignorante; fui pirata, navegué siete mares y mi poema preferido fue “La Canción del Pirata” de Espronceda, que le oía recitar a mi padre…

 

Por supuesto, eso de haber sido pirata nunca ha figurado en mi historia de vida porque nadie lo creería y la única prueba que poseo está enterrada en mi memoria; en un cofre, claro.

 

 

 

Imagen: www.bacarossi.com

Libro solidario “Universo de esperanza, lucha por la vida”

Libro solidario

El reloj avanza y nosotros también, maquetando nuestro o mejor diré su  libro y quería dejaros una primicia.

Orgullosos y agradecidos de contar con el regalo de la pintora mexicana Angélica Zubirán por esa portada realmente hermosa.

Tuvimos la suerte de conocer a través de un ser excepcional que quiere ser anónimo aunque en las redes se la conoce como Brisa leve y que ha escrito el prólogo del libro, viviendo muy  de cerca esta problemática de las enfermedades raras, desde el punto de vista del enfermo y del paciente. Todo en la misma persona, que diariamente batalla intentando que la oscuridad no vuelva a resurgir en su vida ni en la de aquellos que la rodean.

Y por si no podía ya ser suficientemente extraordinario, ahora a través de Brisa leve nos llega una persona muy especial que preparará el vídeo que promocionará este libro de luz, o al menos así lo llama ella. Se llama Ada Luz Márquez imagino que muchos ya la conocéis.

Para aquellos que no la conocéis os dejo la dirección de su canal en You Tube.

Canal You Tube Ada Luz

Y también su blog, no dudéis en acercaros a curiosear.

Blog Ada

Gracias a escritores, a nuestra gran pintora, a tan gran mujer que da luz, Brisa leve y a Ada por su aportación.

Se quedaron en el camino algunos escritores que iniciaron con nosotros el proyecto, pero desde aquí quiero darles las gracias, pues se acercaron, creyeron en este libro que es ya un hecho y por los motivos que sean, no han podido concluirlo. Gracias.

Gracias de corazón a todos los lectores y escritores, a todas las personas que a través de las redes, del whatsapp han compartido con sus allegados este proyecto, la página web en la que intentamos, aunque nos quedamos cortos, acercar un poco a todos, este problema que no es tan lejano, esta ahí.

La humanidad y la solidaridad aún reside en este nuestro mundo.

Cuarenta y cinco escritores de Perú, Guatemala, Uruguay, Venezuela, España, Chile, Estados Unidos, México. Mañana os pondré su nombre y él de las letras que están en este precioso libro.

Si todo va bien, a primeros de diciembre estará a la venta.

Gracias de nuevo. Un arco iris de sonrisas y por supuesto esa lluvia de besos que siempre acompañan.

Marijose.-

http://proyecto-solidario-fundacion-aliber.webnode.es

<script async src=”//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js”></script>
<!– elpoderdelasletras2 –>
<ins class=”adsbygoogle”
style=”display:block”
data-ad-client=”ca-pub-7080772331099335″
data-ad-slot=”5779557802″
data-ad-format=”auto”></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

 

A %d blogueros les gusta esto: