Soneto Nº2

soneto

 

El último toro

 

Se incendia el sol con tu sola presencia
en el largo prado o en el caserío
impone tu figura en el rocío
en mi sangre llevo toda la esencia.

En la plaza, te suplican clemencia
tienes aires, casta, ímpetu bravío
a veces eres manso como un río
corre cuando se acaba la paciencia.

la gente enloquece y saca pañuelos
al ver caer sangre sobre la arena
sea una tradición, fiesta o festejos.

Salir por hombros por buena faena
por una oreja, rabo o bien por celos
matar a un animal no vale la pena.

Soneto Nº1

Amor oculto

Sientes dolor en el fondo del pecho
cruda realidad la del amor
que siente duro en el alma el temor
al abandono del que fue su lecho

Sabio aquel que del querer hacer techo
sacando fuerzas, vivir sin rencor
a sabiendas del amargo sabor
del odio que habita bajo su pecho

Vives con ansias de sentir querer
de aquel que no supo apreciar a amar
ser amado por quien pudo temer

Con el abandono fue su ultrajar
que sus fuerzas saco de retener
amor oculto al alma para amar.

 

Nuevos amores

Regresa la primavera sonriente
brotes nuevos de vida nacen tímidos
nuevos amores que florecen nítidos
abren sus pétalos al sol naciente

Se esconden entre la sombra silente
entregan cuerpos un tanto cohibidos
deseo de carne desinhibidos
tabúes se pierden en subconscientes

Dejando libres soñados anhelos
de tener sus cuerpos entrelazados
robando besos como ladronzuelos

Roban caricias tiernas abrazados
sus cuerpos retozan como polluelos
llenos de vida nueva esperanzados.

 

Nombre: Antonio
Apellidos: Caro Escobar
Pseudónimo: antoncaes
antoncaes@gmail.com

 

 

A %d blogueros les gusta esto: