NOVIEMBRE Y LAS SENSACIONES

Noviembre se estrella en el hielo de mis constelaciones,
aquellas en las que encuentro mundos subliminales
donde habitar sin respuesta.

Racimos de sueños voy enfrascando
en mi vientre, los guardo con el perfume del azar.

Charcos de sed pretenden ser humedecidos con la irrupción de la lluvia.

Noviembre se eleva con la energía de un verano
que no parece llegar pero sabrá venir
para calibrar los fríos crudos que el alma intenta esquivar.

Me leí a mí misma hablándome sobre el orden del hogar,
acerca de esa búsqueda natural que pide reciclarnos. 

El nido se reestrenará.

El cuerpo estará más liviano.

El hogar es infinita y cíclicamente modificable,
a la par de la velocidad del sol al girar. 

Un nuevo amanecer vendrá, uno nuevo donde resugir
(donde inevitablemente fue caos)
para barrer todo aquello impuro e innecesario.

Y entonces será noviembre el cierre para abrir el ciclo que viene
desde lo ahora incierto,
aunque lo luminoso se vislumbre y anhele allí.

Soy argentina, apasionada de las letras desde la infancia aunque me reencontré con ellas hace unos años gracias a un gran cambio de vida que me marcó por completo. Amo la música también y el arte en general. Vivo muy cerca de la naturaleza junto a mi compañero. Llevo editados dos libros, el primero de narrativa; y mi flamante segundo hijo de papel de poesía.

Libre

No me importan las palabras
Que hieren a quien quiere ser herido
No me importa lo que piensen
De mi quien no me conoce
Yo vivo sólo y pienso sólo
Y la certeza de que soy
Es lo que soy.
Libre.

@Gustavo

Si escribo es para apartar de mi la tristeza, La amarga conciencia.Dejo atrás con letras .El olvido de la memoria.En estos poemas cuadriculados.Que no entienden de métrica.Mis silencios engañan a los sentimientos.Quebradizos, adoptados.Y escribo y no hablo Y lloro tinteros Resultado de imagen de tinta y plumaLágrimas de tinta.Resbalando por la pluma.Hacia donde reside el poema. Desde donde nace el poema.

Me sorprendió la noche

 

 

 

 

 

Me sorprendió la noche a mitad de camino entre la realidad y el ensueño, me desveló la madrugada con perfume de estrellas y brisa de cometas. Confusa quedó la memoria, refugio de mi recuerdo, no pudo localizar el punto del espacio en el que se hallaban alma y cuerpo.

A mitad de camino se grabó la historia de días y noches de antaño, de fuegos extinguidos por las prisas del tiempo, se sobrecogió el alma al escuchar las notas de melodías pasadas. Sin lamentos se bifurca la consciencia que indaga con insistencia entre lo real y lo imaginario, las verdades ocultas que los sueños encierran.

Me sorprendió la noche con su cálido manto, me cubrió de silencios y escuchó atenta los más íntimos deseos, se encendieron luces que por el firmamento se propagaron, volví a dudar de todo ¿soñé dormida o despierta seguía soñando? La nitidez de las imágenes que la mente recreaba eran tan ciertas y auténticas que con solo pensar tu nombre mis labios los tuyos besaban.

Me sorprendió la noche y no supe qué historia contarle, le hablé de ti y de mis sueños, le declaré el amor que por ti mi alma siente, le escribí miles de poemas sin reprimir mis sentimientos, se emocionó la noche y derramó lágrimas sobre mi almohada al leer los sublimes versos que mi corazón al tuyo dedicaba.

Me venció de nuevo el creciente anhelo de perpetuar el sueño, en el dulce abrazo de la noche, el ensueño, real se iba tornando. Me sorprendió la noche sellando con un beso la esperanza de soñar  tu amor, con el deseo de amarnos por toda la eternidad, más allá de la realidad del ensueño.

 

Imagen de la red

Me gusta todo lo relacionado con el arte, la cultura, literatura sin ser experta . Me encanta leer y escribir y estoy en este mundo de las letras de forma accidental.

A %d blogueros les gusta esto: