PROSA COTIDIANA

Canción Latina

 

Te quiero aquí a mi lado un poquito, amorcito.

Te quiero aquí conmigo rozando, sin peligro.

Es un vicio.

Un suspiro.

Unas caricias.

Te quiero a cachitos con tu cuerpo pegadizo.

Te quiero sin demora, sin esperas, sin castigo.

Y después pues ya veremos si te expulso de mi vida, en cuatro gritos.

Pero ahora dame todo eso que tu haces, que me goza, que me duele, que me nace.

Te quiero lento. Suave. Tierno. Ni hables. Hazme todo eso. Lento. Suave.

Y mañana ya veremos que nos sale.

Te quiero esta noche de verano. Y en frío del invierno

Te puedo con mis bailes y meneos de niñata malcriada.

Pero no soy esa que tu crees.

Soy una mujer de los pies a la cabeza que te usa y te atrae.

Te quiero lento y suave.

Soy la que nunca estuvo,

y la que jamás se fue.

By Miriam Giménez Porcel.

Un Comentario

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: