Hoy mire al Sol

Mi Nombre completo es Alba Yadira Acosta Escobar,
Soy de Guatemala.
Hoy mire al sol
Me gusta pintar en oleo, me gusta leer casi toda clase de libros y los que me aficionan son los de auto ayuda los de reflexiones he leído la cabaña. El regreso a la cabaña, El -Zahir-  regreso A casa, segur adelante, saber entrar y saber, salir, no te preocupes por pequeñeces, entre otros
Me gustan los libros  de teología, me gustan los de suspenso y novelas.
Descubrí que solo con una palabra que me llame la atención puedo inspirarme y empezar a escribir. Me gusta la música especialmente la contry, la romántica y la gospel.

Poesía: Hoy mire al Sol

 

Hoy mire al Sol, y me dijo viste anoche la Luna,
Yo le conteste que si,
Y me dijo que viste que suspiraba por ti. Se sentia sola me dijo que
le daba tristeza, por no tenerte no sentirte.. pero sabes me dijo el
Sol… aunque no me sientas aunque no me veas  siempre estoy ahi..
lo que pasa es que la noche es fria y por eso no te das cuenta que
ahi estoy. Y sabes eso hace que la Luna como es fria  no me siente
no sabe que siempre he estado ahi dandole mi calor.. las Estrellas
son nuestros hijas e hijos desperdigados por el mundo para iluminar
a todos . Y cuando quieras hablar con alguien, que quieras que te
escuche solo mira el firmamento. Escoje una de ellas. Y ella sera tu
fiel amiga guardando en su alma como joyas preciosas todos tus
tesoros.

El Laboratorio

Mi nombre es Crystal Vasquez soy de Nuevo Laredo Tamaulipas Mexico
aunque tambien recido en los Estados Unidos.Empeze a escribir hace dos
a:os.Se volvio la escritura en algo constante cuando fui diagnosticada con
un desorder bipolar. Tengo un mini libro de ficcion y poesia que se
encuentra en Wattpad.

El laboratorio

El laboratorio.

Cerca de la ciudad de Kaleida, se encontraba un gran bosque. Al fondo de éste, había una casa abandonada. La casa, aunque era de un piso, era muy grande. Siendo de color verde oscuro, era muy difícil encontrarla. Las personas que llegaban ahí por error nunca regresaron, mucho menos los animales.Pobres de aquellos animales que vagaran cerca de la casa, porque acabarían siendo usados como experimentos. La casa tenía varios animales: venados, perros, gatos, lagartos; eran investigados minuciosamente por personas de piel gris, piel como goma, ojos rojos, alma opaca. La ciudad escondía extraterrestres. No se sabe desde cuándo estos seres de cabezas pequeñas y cuerpos largos estaban habitando ahí, ni qué era lo que querían, pero su interés hacia los animales era fascinante. Estos marcianos se comunicaban con sonidos o gritos, todo dependía de la situación. Era como si aquellos seres, al levantar un conejo o un perro, miraran a través de los brillantes ojos de éstos, y así, después procedían a abrirlos cual si fuesen regalos. Buscaban experimentar y manipular a los animales, como si se tratara de juguetes con piezas intercambiables. Había perros con ojos de gato y del tamaño de un conejo, gatos de gran tamaño y ojos de serpiente, y animales con habilidades extrañas, incluso algunos podían decir una o dos sílabas. La investigación no sólo envolvía animales, sino también verduras.

Los marcianos creían que las verduras compartían la genética con ciertos animales. En una ocasión los marcianos dejaron en una mesa de trabajo una máquina láser, una lagartija verde y una zanahoria. Por alguna razón desconocida, el rayo láser que se encontraba cerca se movió y disparó hacia la zanahoria y la lagartija. Ambos se fusionaron y crearon una vida nueva. Esta lagartija tenía el tamaño de una persona promedio, y sabía que donde estaba no estaría a salvo así que su instinto fue dejar el lugar lo más pronto posible.

ADIÓS TRISTEZA

En esta sección publicaremos los escritos que los lectores nos envíen, tanto sea relato, poesías, o una reseña lo importante es escribir. Y los incluiremos en la revista mensual ETERNITY.

RELATO:   ADIÓS TRISTEZA  POR ANTONIO MIRALLES

adiós tristeza

 

Mi nombre es Antonio Miralles Ortega. nací en Huercal-overa (Almeria) y actualmente vivo en Jódar (Jaén)

Esto de escribir, aparte de las poesías adolescentes, surgió realmente hará un par de años, cuando tuve el placer de conocer a la escritora Socorro Mármol Bris, a la que invitamos a un acto del club de lectura de la localidad, y en el que ejerzo de presidente. Debido a su empeñó, colaboré con un relato en el libro “Sierra Mágina territorio literario” publicado por la editorial Sial Pigmalión y que tuvimos la suerte muchos escritores noveles como yo, de ir a presentarlo a la feria del libro de Madrid de este año. A partir de ahí colaboro en la pagina desafiosliterarios.com con una columna semanal. En proyecto otra colaboración para la edición de un libro que publicará la Denominacion de origen Sierra Mágina de aceite de oliva el año que viene, y un segundo volumen de Sierra Magina Territorio literario. Por lo demás, lógicamente me gusta leer, sobretodo novela histórica.

Muchas gracias por permitirme participar en vuestra pagina, y un saludo.

 

ADIÓS TRISTEZA.

Conduzco relajado, sin prisa. La alternativa al aburrimiento que me produce la circulación por autovía es, siempre, la música.Canto, grito de manera casi vergonzante, la letra de las canciones que me han acompañado desde siempre y que sé de memoria. Incluso en un abominable inglés.

Mi vehículo marcha alejado del límite de la velocidad máxima de la vía, pausadamente, como en un viaje de placer.En una pausa de la locura musical, giro la vista hacia un coche que me rebasa.Es un vehículo elegante, grande, de color oscuro. Tampoco va demasiado deprisa, por lo que me da tiempo a observar a sus ocupantes. Solo dos viajeros. Conduce un hombre mayor, o quizá solamente maduro. Con gafas y una cuidada barba corta y semblante concentrado.En el asiento del copiloto, con la cabeza apoyada en la ventanilla, mirando seriamente al frente, una muchacha  joven sin duda, y preciosa. Su pelo rubio, liso, hace más luminoso un rostro de piel muy clara, ojos quizá azules, y una boca de labios gruesos pero sin maquillar.No es seriedad su gesto. Es tristeza. Transmite una sensación tan desesperanzadora que, inconscientemente, bajo el volumen de la música.Me da por aventurar hipótesis sobre el motivo su expresión tan turbadora.Puede haber perdido a alguien querido. O quizá es que ha abandonado una relación sentimental. Por esa misma relación es por lo que ha discutido con su padre, que resultaría ser la persona que conduce el coche.Ya de pequeño, en los viajes con mis padres, entretenía el tiempo jugando a intentar adivinar la vida de los desconocidos que nos cruzábamos en la carretera. Así por ejemplo, si tres niños viajaban en el asiento trasero, estudiaba sus gestos hasta acabar convenciéndome de que el niño que iba sentado en el centro era primo de los otros dos, que se habían sentado separados por estar peleados. Una de esas peleas de hermanos que duraría tanto como el viaje.Pero la tristeza de esta chica duraría más. Sin darme cuenta, estoy sufriendo por una desconocida. Hay ciertas personas que solo por su apariencia, nos provocan un sentimiento de ternura, como sucede con un cachorrito. Y eso me provoca esa muchacha. Quisiera tener ocasión de consolar su pena, si es que existe y no es una impresión mía.Tal vez si acelero un poco y no los pierdo de vista, pueda ver si se detienen en un restaurante o una gasolinera, y comprobar si la muchacha sonríe.Sin embargo su coche abandona esta carretera y se desvía. No podré saber hacia dónde va, pero deseo que la conduzcan a un destino feliz.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: