Volcaste el sol en un vaso

Volcaste el sol en un vaso
Volcaste el sol en un vaso
y pediste que lo bebiera.

Lo hice

Gota a gota
Sorbo a sorbo
Insecto luminoso
a abeja destellante.
Caricia a golpe;
mirada ciega
a ojos luminosos.
El astro entero
cruzó el Rubicón de mi garganta;
una muda orquesta de la luz
tiñó mis entrañas
de violeta.
He bebido de tus manos el sol
y sostengo mi cuerpo:
intenta disolverse en el cielo
y desafía,
violento,
a los enjambres de tenues mariposas
que emiten las estrellas.
d5e6bcd0c51da4688965da877b321dcco
Volcaste el sol en un vaso

GOCHO VERSOLARI

Preñaremos el sol

Preñaremos el sol

Gocho Versolari, Poeta

Levanta la cortina
unos centímetros apenas.
Deja que vea el escorzo de tu seno,
la sombra sutil de tu pezón
proyectada a los cielos,
a los amanaceres, a los ciclones
a las águilas y los fantasmas de los árboles
que alguna vez desenterraran los tornados.
Esperaré en las noches del invierno,
la síncopa aterida de tu desnudez,
el calor de tus pies
transitando mi espalda,
mis riñones,
los pájaros del sexo,
los arreboles de las piel.
Caerá la tarde de los años
y nuestras pieles
volverán a rezumar rocío,
cantos;
mañanas;
recogerán las frutas de los días
y volaremos
en este crepúsculo perpetuo
que ahora duele en los ojos,
que exprime los sueños y las risas,
que se hunde
en los meandros serenos de la noche,
en el enorme buitre de la luna
dispuesto a devorar miedos, gritos,
alacranes y pasos,
sonidos y silencios.
En la noche,
cuando enarboles orgasmos y recién nacidos
se hundirán
las estrellas.
Preñaremos el sol.

9d7606e1d2de80b3647cd955505db0c4o

GOCHO VERSOLARI

Hoy es martes / Gocho Versolari, Poeta

 

 

Hoy es martes
el día del dios de la guerra.

Desde la casa del vecino
se escucha el sonar de los aceros
y una hilera de fantasmas soldados
aguardan en la vereda su segunda muerte.

 

 

Hoy es martes:
un poema bélico se engendra en mi hígado
y a medida que asciende a mi esternón
abandona las armas,
la fascinación por la muerte
y ya en mi glotis
se transforma en grito agudo
que sube,
que caracolea,
que se tiende en las azoteas,
que atraviesa tu desnudo cuerpo
desde los pies al cielo;
desde el sexo
al gesto azul de la mañana

 

Un grito agudo
que se desmaya demorado
en el lago caliente del silencio..

64740892391c9d60f2b491ff7b7def11o

GOCHO VERSOLARI

A %d blogueros les gusta esto: