No es indiferencia

amar es
amar es

Son sus labios temblorosos los que niegan besos de verdad.
Son los dedos de otros tiempos. Dieron calma. Paz.
Es ahora que nos mira en la distancia.

No es indiferencia.

Es olvido.

En sus ojos esa esencia.

Y en sus cantos la humildad.
Aun recuerdo nuestra infancia.

Un deseo irrefrenable, la presencia de la abuela.

El anhelo de su olor.

Estrecharnos en su pecho.

Me llenaba de calor.

Unos gritos sugiriendo autoridad.

En la cocina ya no hay vida.

Faltan movimientos, olores, sensaciones y demás.
Fue su música.

Su alegría.

Su bondad permanece en la memoria.

Es su amor el que jamás morirá.

Aunque ahora no recuerde.

Aunque ahora nos rechace.

Aunque esa ausencia nos conmueva.

Ella sigue siendo ella.

Es su amor el que jamás morirá.

By Miriam Giménez Porcel.

Contar historias

Te veo publicado. Páginas meciéndose, frente a mis labios. Aspiro el olor. Ese sentimiento único del libro recien comprado. Y ahora es mío. Quiero verlo escrito. Devorado.

Te siento entre mis manos. Historias olvidadas, al desnudo de las mentes ignorantes de otras vidas, otros páginas, otros temas que debieron ser contados.

Te creo épico, cual pura sangre cavalgando, concursando, entre los grandes, y ganando.

Me gusta soñar que soy caballos. Nobles. Únicos. Francos.

Contar historias.

Navegar en tazas de cafes.

Te veo publicado.

By Miriam Giménez Porcel.

 

 

 

Hiriendo con palabras

Dicen que he herido a alguien con mis palabras.

Que llegaron suave a su corazón.

Paralizaron sus fuerzas.

Desgrané las ganas.
Mata antes un desprecio que un arma.
Hiere tanto el orgullo, que oprime el pecho y desgarra.
Apunté directo.
Envié señales.

Garabetee desaires.
No creo que yo lo hiciera.
Con estos sutiles actos.
Tal vez mató la estupidez.
La añoranza.
El miedo.
Fuiste cobarde.
Y no estabas.
Hacía tiempo, que en mi ya no estabas.
Me armé de valor. Escupí palabras. Poemas. Mis dramas.
Fui valiente y vomité aquel odio.
Que me oprimía el alma.

Dicen que se gana la guerra hiriendo con palabras.

By Miriam Giménez Porcel.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: