CARTA AL ÁNGEL ELÉCTRICO

Ángel eléctrico tus musas se lamentan desoladas
junto a las cuerdas de tu fiel compañera de melodías.
*
Desde que te dormiste con el cansancio a cuestas
tu guitarra te extraña sin consuelo,
con una lágrima constante a punto de caer.
*
Tus poesías supieron acompañar mi despertar a la vida,
reflejando mis heridas y mis sonrisas.
*
La música que en tu alma habitó permanece en la Tierra
aunque hayas regresado a esa otra galaxia a la cual perteneces.
*
Entre las burbujas animadas
por el sonido de los acordes que creaste
bailaba tu aura transgresora.
*
Escuchar tu obra resulta atemporal
luego de las décadas transcurridas
desde el surgir de tu magia.
*
El sabor del mágico hallazgo de la adolescencia
no se borra de mi corazón, el orgullo es su alimento.
*
La emoción de descubrir un nuevo color
cada vez que tus melodías suenan
no es habitual en el arte de hoy.

 

 

Lo que el corazón pulsa al reproducirse tu canción,
inexplicable en palabras, es lo que solamente otros
que vibran en esa sintonía
pueden sentir.
*
Tu canción yace triste y desolada,
como si algún día fueras a regresar de ese otro mundo
al que te marchaste un día para allí quedarte.
*
La misma sensación extraña se percibe aquí abajo.
*
Es extraño pensarte irretornable pero tu vuelo es tristemente real. 
*
La melodía en la que te sé lejano al mundo de los mortales
no suena afinada, pero debo aceptar que así es.
*
Las fibras de mi alma se mueven espléndidas y grandilocuentes
al recibir las notas que se desprenden de tus canciones de luz.
*
Tu voz resuena inequívoca en los pensamientos
y en el corazón de todos.
*
Tu voz se detuvo un día, aunque el paso del tiempo no se detenga
y tu legado siga más latente que nunca.
*
Tu voz irreplicable dejó su estela en la atmósfera.

****************************************************

Dedicado a Gustavo Cerati; músico, cantante y compositor argentino. Integrante fundamental de la mítica banda Soda Stereo surgida a principios de los años 80, con la que supo construir una gran trayectoria musical trascendiendo las fronteras de su país de origen y ganando una amplia repercusión entre el público latinoamericano. Luego de su separación logró ganarse un lugar importantísimo como solista, reinventándose a sí mismo en cada disco nuevo.

En 2007 Soda Stereo se reunió en una serie de conciertos durante una larga gira que abarcó una extensa lista de países, incluyendo Estados Unidos, a diez años de su separación. Tras cerrar el furor de esa etapa retomó su carrera solista hasta que en 2010, apenas comenzada la gira presentación de su último trabajo discográfico Fuerza Natural, sufrió un accidente cerebro vascular que lo mantuvo inmerso en un profundo sueño hasta principios de septiembre de 2014 cuando su cuerpo se cansó de luchar, concluyendo en un adiós definitivo.

Actualmente se está llevando a cabo el espectáculo internacional de Cirque du Soleil adaptado a la obra de Soda Stereo, en un contexto de gran emotividad cumplidos más de treinta años de la formación de la misma además de la triste y notable falta de Gustavo.

TODOS DUERMEN 

Todos duermen y el arte figura en la luz,
el aire está cargado del rocío azul.

Todos duermen y el día se enciende
como una maquina olvidada
en un rincón de archivar.

Todos duermen, otros caminan dormidos
por la ciudad madrugada.

Todos duermen, yo deambulo entre el cielo estrellado
y el aura del sol que no se atreve a despegar.

Todos duermen, la noche cae
pesada y sin filtro sobre el día sin prisa.

Las luces artificiales se van esfumando en el aire
y el destello del sol se desprende anaranjado
del horizonte.

Mientras, todos duermen.

#SueñoCumplido

Hace dos años se materializaba el sueño. Lo que se ve tan distante en el tiempo incansable, tan allá, hoy queda tan acá de la vida.

Sanando y andando la vida sigue caminando, los pasos no se detuvieron.

La vida no es fácil en solitario (cuando sólo somos vos y yo) pero la recompensa es la libertad y la paz en el alma. Esa calma que anhelamos.

Un día decidimos soñar despiertos con un mundo nuevo, con una vida diferente. Hubo un tiempo de desasosiego, donde todo era pesado y cuesta arriba pero ahí decidimos seguir soñando porque sanar era la meta y caminado hacia adelante se hallaba el camino.

Un día dijimos “naturaleza” y la Madre Tierra escuchó nuestras plegarias mudando nuestra casa a otro sitio más acorde, menos hostil.

Hace tres años cerrábamos los ojos y para verlo había que hacer mucha fuerza, pero nos mantuvimos firmes y salimos fortalecidos de aquella lucha contra la corriente que atina a empujar hacia las ruinas de la marea.

La naturaleza permanecía allí, donde nosotros supimos bien desde el principio. Donde nuestro hogar se estaba gestando a través de la piel que mudamos mucho después pero que ya pertenecía ahí, a esa aldea soñada.

Nos trajo la lluvia, ese agua divina de la madre que enjuaga las heridas y las cura (y las limpia); nos enjuagó el retorno al hogar (al verdadero hogar) para bendecir la llegada a su encuentro.

El desorden comenzaba a ordenarse y uno a uno los malestares fueron desapareciendo.

Y hoy puedo pronunciar la palabra gratitud con vehemencia, con sentido, no sólo a la vida que nos recompensó y cumplió sino también a todo lo que en el transcurrir fue sucediendo. A todas aquellas personas que nos dijeron que no, a las que nos cerraron puertas, a las que lo hicieron un poco más difícil de divisar y a quienes se mantuvieron distantes para dejarnos el camino libre de obstáculos con que distraernos para seguir adelante. Porque todo eso nos hizo más fuertes.

Porque así nos nacieron alas para emprender el vuelo hacia la vida.

Es este hogar el que me inspiró a re-unirme con mis letras, con mi esencia y con esas ilusiones que no dejo de alimentarme en sueños, es aquí donde puedo soñar, crecer y sanar día a día.

¡¡Gracias a esta aldea soñada que nos abraza en luz hace años, acá crecemos, soñamos, los sueños traspasan el alma y la piel, y todo se viste de colores del amor y de ilusión!!

A %d blogueros les gusta esto: