Ausencia

Extraño tus ojos que nunca pude ver
Tus pataditas en mi vientre
Tú aroma sutil
Tú mi ángel que sueño con verte
Con amarte tanto como he amado otros días
Te extraño
Te sigo extrañando a pesar de mis meditaciones metafísicas
Te amo toda la vida
Todas las vidas que ha de vivir mi energía
Cuánta melancolía
Cuán sublime eres tú
Tu amor es tan grande que sólo me hace pensar
¡Qué osadía!
Tuviste de venir a vivir unos días
Te extraño
Solamente te extraño hija mía.
Karem Suárez

Yo escribo, a veces, y lo que escribo es producto de mi espíritu que toma mis manos el teclado, puedo escribir lo que quiera, es cómo si encontrara todo lo que el ser humano busca en otras partes, aquí en el poder de las letras.

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: