AUNQUE TÚ NO TE RESPETES HAZLO POR MÍ/Diario de un confinamiento

AUNQUE TÚ NO TE RESPETES HAZLO POR MÍ

Alguien en una conversación contestó sin miedo, pero con cuidado…
Hay que cuidarnos amiga, toca dar ejemplo, a nadie le importa nada, el mundo ha perdido el miedo a la muerte y prefiere un minuto de disfrute, a un segundo de bienestar emocional…
Después vinieron las noticias, los posos de aquellas alegrías al final de la desescalada. Era de esperar, abrieron la jaula y nuestras fieras llenas de encendido fulgor salieron en una estampida de amor hacia los demás.
Es lógico, hambrientos de calle y teniendo playas y paseos a nuestro alcance, no hemos sabido controlar nuestros impulsos. Pero estamos a tiempo, docenas de nosotros podemos, para que otros puedan imitarnos.
Ahora llega la recomendación, hagamos caso, acatemos lo que viene sin remisión, importa el bienestar, no como lo desarrollemos.
Tiene que darnos igual llevar mascarilla, con ella puedes sonreír, con tus ojos proyectar el amor a los demás. Te puedes permitir ese saludo que un día cuando podías no diste y ahora que aprendes a querer con la mente lo puedes dar.
Simplemente que tu sangre roce tus arterias, que solamente friccionando los sentimientos se produzca la explosión de aquellos que están retenidos en nuestro interior.
Y amigos respetemos, por ti y por mí, por todos, no más contagios, no más muertes, si lo hacemos bien venceremos. Yo quiero ganar ¿Tú, no?
Ese sería el mejor de los casos…
Porque en el peor, veremos morir a los nuestros…
Adelina GN

 

1 comentario en «AUNQUE TÚ NO TE RESPETES HAZLO POR MÍ/Diario de un confinamiento»

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.