Ansias, vaso de deseo

 

 

Ansias, vaso de deseo

Y entonces nos bebimos las ansias
en un vaso de deseo sin parar,
una y otra vez, hasta verle fondo al cristal.

Comimos el fruto prohibido del pecado
en ensalada de besos y furtivas caricias,
creamos un paraíso terrenal tan solo
con dimensiones de una cama.

Hubo rayos con relámpagos, en tus gritos
y gemidos.
Hubo lluvia en tormenta al final
con la culminación del éxtasis.

Dos mentes perdidas fuera de razón
en la dimensión del deseo.
Y volvimos a la realidad, otra vez todo normal.

Todo cambio entonces, excepto el paraíso
construido sobre una cama, instalada en el
territorio de la alcoba.

XavierH.© 2015

2 comentarios en “Ansias, vaso de deseo

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: