Amor Canalla

¿Qué ocurre cuando ya no sientes nada?
Dime tú, que permaneces impasible en tu lado de la cama
¿Qué ocurre cuando sabes que el amor se cuela por la rendija del sumidero?

Y dejas correr el agua.

No lo evitas, ni lo tapas.

“Son etapas”.- dice uno.

“Todo acaba” otro constata.

Y vuelves la cara.

Ya no luchas.

Él se calla.

Tal vez era el resultado,

de una muerte anunciada.

Puede que ahora ya no haya tiempo,

nadie pone ganas,

para salvar una relación que no avanza.

¿Qué le ocurre a esta generación que dice amar intenso?

Pero no se arropa, no anhela desperar unidos cada amanecer, ni disfraza las madrugadas con cenas románticas.

No hay mejores, ni peores. Es otra mentalidad. Es sentirse autosuficiente y no necesitar una media naranja.

Sexo salvaje. Reprimir las ansias.

El instinto animal y volver a casa sin ataduras.

Es probar varios sabores, hasta llegar con el que valora tu salsa.

Y si sigue siendo dulce, continuas con las risas, y la vida, sin agobiarse por nada.

Pero si la cosa se pone amarga, no hay misterio, cada uno por su lado y a empezar de nuevo.

Tal vez insensibles sea la palabra.

Tal vez no quiera entenderlo nunca.

No me considero de la generación canalla.

By Miriam Giménez Porcel.

About Miriam Giménez

Adoro escribir y contar desde mi punto de vista, que la vida es todo lo bonita que nosotros la queramos vivir.

2 comentarios en “Amor Canalla

  1. Me ha gustado lo crudo y ácido que resulta, aunque no llamaría amor al ir de flor en flor…

    También hay que pensar que se ha pasado de unas épocas de compromiso obligatorio (incluso fingido) a otras en que el compromiso es algo raro y excepcional. Nuestra sociedad acelerada tampoco ayuda, ni la pandemia de immediatez y falta de paciencia que nos aqueja a todos.

    Entre aguantar lo inaguantable (antaño) y tener la piel de papel (hoy) hay una escala de grises.

    El amor es un arte, un equilibrio complejo, un trabajo en equipo.

    En el centro está la virtud.

    • Me gusta mucho tu comentario.. es muy acertado aquellllo de que ir de flor en flor no es para nada amor. De hecho hoy día poco puede denominarse amor. Y no lo critico ni lo juzgo. Sólo que me cuesta asimilar que si ahora tuviera que “volver al mercado” lo pasaría mal. Demasiado romántica!!!!

Deja tu comentario, así nos haces grande

A %d blogueros les gusta esto: