ahí

ahí,

a dos metros bajo tierra,

en el lugar preciso 

donde se escuchan los latidos del mundo,

ahí,

mientras las amapolas crecen

y saludamos a los gusanos

con el sombrero entre las piernas,

ahí,

nos damos cuenta

de los altos que son los muros

donde construimos los sueños.

About Luis Perronegro

2 comentarios en “ahí

Deja tu comentario, así nos haces grande

A %d blogueros les gusta esto: