Acariciar las dulces notas
(musicales)
que tu cuerpo desprende 

Es esa bella melodía
que nace de ti sin quererlo

Es el canto de un gorrión
en primavera

Es el verdor primero
que tu alma diluye
en el aire

Es saberme en auge
al recorrer ese perfume
que a tu lado respiro 

Aunque duermas el sol te alumbra
y te florecen las pestañas,
cálidas con el sudor tibio
del final de agosto

Y al despertar, tu pelo de felpa
regado por la luz
que se cuela por la ventana
acaricia mi pelo
sobre la almohada