A ras de cielo

Entre algodones,
cúmulos flotando por
haces de luz traspasados.
Adivinando quietudes
en silencios impuestas.

A ras de cielo,
besos entrelazados
en la  tormenta,
rayo que anticipando el trueno
pronuncia su nombre
escrito entre destellos

La oscuridad precipita
sus grises y sus negros,
luces atrapadas por
las sombras de un sueño
que colgado de las estrellas,
con hilo invisible
ató la estatua de hielo
esa que en su día,
incendió trigueños campos de fuego.

Y es allí en la prestancia
de sus altos vuelos
donde el algodón se aparta,
la luz se hace requiebro,
y la luna tiene su feudo.

Más sufre su halo de plata,
en  silente soledad
al ver las manos del poeta
acariciarla sin tocar
letras que nunca leerá

Invisibles a sus ojos,
siempre en los cielos,
tropieza una y otra vez
en los adoquines del suelo,
y se moja con los charcos
llenos de recuerdos.

Yo la miro embelesado,
querría haber sido su sueño.

No hay cabida niño, dijo,
el carnet de baile está completo.

Carla Duque
@carlaestasola         28/04/2016 a las 20:56

Ella
Carla Duque es el pseudónimo de una mujer que no creía en sí misma. Aprendió a integrar en su vida cotidiana todos los grandes adelantos de la tecnología desde hace tanto que no alcanza a recordar, lidiando con todo tipo de engendros con teclados. Sobrevivió al cambio de siglo adaptándose a su entorno, no sin esfuerzo. Fue acusada en juicio sumarísimo de huir de la realidad con este personaje, no sabían sus jueces que nada había más lejos de su realidad que la vida real.

Yo
Soy en la medida en que me dejo llevar por las teclas, procuro con toda la torpeza comprensible en una advenediza, enlazar sílabas, componer palabras que se asocien entre sí expresando todo aquello que mí día a día no me permite expresar.

Desde niña me desahogué ante un folio y traté de asesinar mis recuerdos, más todo acababa siempre en una papelera, una hoguera, o en un cubo de basura, siempre hecho añicos.

Llego al mundo bloguero y monto mi primer blog en el año 2008. Luego, mi inconstancia me llevó al olvido. Volvía en el 2011 con otro, y otro blog… Pero no fue hasta el 2013 cuando surgió “La Mala Rosa”, le siguió “Subversión Labial”. No fue hasta mi colaboración para “El Poder de las Letras” desde hace dos años al que debo mi recién estrenado metodismo. He conseguido a regañadientes sentarme con periodicidad a escribir para mi cita de los viernes con los lectores.

Y hasta aquí puedo escribir, el futuro es incierto, sigo sin creer en mí misma, pero no cejo en el empeño de conseguirlo algún día.

10 comentarios en “A ras de cielo”

  1. Carla
    Te reencuentro
    En los versos
    Tan bellos
    De esta tarde nublada
    Donde tú solo
    Sabes adivinar
    Un cielo y unas nubes
    Q me emocionan
    Un día más

    Un día muy triste
    Te perdí como
    Se pierde el sol
    Detrás de ese nimbo
    Helado

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: