Cerezos

Me tomaste de la mano
Y supe que eras aquél que yo esperaba desde que te invoqué
Tu nombre perfecto
Tus noches y tus palabras, justo lo que pedí al universo
Tus ojos exactamente mirando a los míos
A mi presente y a mí futuro
Nunca
Nunca me imagine que volvería a enamorarme
Y hoy aquí, estoy a tus pies, a tu piel
A tu corazón
De nuevo
Creyendo locamente en esa locura que nos regala el amor
♥♥♥♥♥♥
Libre de lo que ata a la negrura de los días
Más brillante que nunca
Enamorada
De la luna
Del sol
De la perfecta figura del espejo
De su alma pura
Besando con ansia el tiempo perfecto
Acariciando el presente
Pasando los días cubiertos por la dulce
sombra de los rosados cerezos

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.