EN SILENCIO AMANECE

Nadie sabrá jamás que es aquello que pudimos haber hecho cuando nos mandaron callar, cuando nos aconsejaron no salir y vivir en el hasta entonces hogar que nos albergaba al caer la noche.
Muchos fueron los momentos en los que nos amargaba la televisión, estadísticas penosas que sesgaban vidas.
Poco había que decir y mucho que pensar, sumergirse en uno mismo, tutear al que tenías frente al espejo y confinar también tus ideas.
Podrá llegar el día en que salir no suponga peligro, que querer vivir no sea un delito y que abrazar, no nos de miedo.
Desde este diario en el que escribo mis ansiadas ganas de una normalidad de siempre, apelo al tribunal de mi sino y le pido al destino que suba el telón al mundo, para que nuestra función siga representándose.
Y que en el entre acto, justo antes del final, nos volvamos a conocer.

Adelina GN
Dedicado a Pedro en su cumpleaños

Felicidades compañero 😘

1 comentario en “”

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestra página

Te has suscrito correctamente al boletín

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

Página de escritores will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.