Él me besó con ternura
y alcanzó lo más recóndito
de mi ser

ese mismo sol
nos envuelve
e ilumina
los días sin nombre,
que brillan al pasar

el calor de sus brazos
me abriga
hace trece inviernos
y en verano
es brisa liviana
al atardecer

en mi sonrisa
logró dibujar todo el amor
que me baña de luz la piel,
en la suya descanso
de ojos despiertos,
abiertos a soñar
y a crear

1 comentario en “”

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: