De 1992 a la Eternidad

A mis treinta y doce,

Ordenando los recuerdos

Del cajón de mi memoria,

 Aparecen detallados

Uno a uno

Aquellos que creí olvidados.

Recuerdos lejanos

De jarabe de litrona

Y cigarritos de la risa,

De eterna angustia alojado

En una vida de resaca constante.

Pero apareciste,

Allá por el 92

Y volví a nacer de nuevo.

 

A veces pienso que no vale la pena

Seguir escribiendo

Y otras lo veo como la única alternativa

A decir las cosas que nunca me atreví.

Las de hoy,  son sólo para ti.

 

Nunca es tarde para

Un cerebro alterado

Por la constante chispa

De permanecer inquieto

Y no tener tiempo para nada más.

Por eso hoy te digo,

Te canto al oído

 Que al llegar la noche

Me siento afortunado

 Al verte dormir

 Siempre a mi lado.

 Como esa invisible cadena

 Que me atrapa a la vida,

Eternamente.

 

 Porque de tus entrañas

 Crecieron dos flores

 Que inundaron este jardín de alegría,

 Dos flores que hacen

 Que el año tenga siempre

 Cuatro primaveras.

 

 Si estás a mi lado

 La vida cobra sentido.

 Tú eres el timón

 Que endereza el rumbo

 De mi barco pirata,

 La vela que alumbra

 La oscuridad de mi alma rota,

 El rompeolas que separa

 De mi locura, la razón.

 La razón…

 La razón…

 …Tú eres la razón

 Por la que morir

 A cada golpe de la vida.

Esto es sólo una breve introducción al caos de lo que es mi cerebro en constante movimiento, prometo que intentaré contar como si un diario fuera, versos o renglones torcidos la canción de mi vida. Aquí se narran hechos acontecidos veraces. Dedicado a la dama que viste de luces mi oscura mirada.

Si escribo es para apartar de mi la tristeza, La amarga conciencia.Dejo atrás con letras .El olvido de la memoria.En estos poemas cuadriculados.Que no entienden de métrica.Mis silencios engañan a los sentimientos.Quebradizos, adoptados.Y escribo y no hablo Y lloro tinteros Resultado de imagen de tinta y plumaLágrimas de tinta.Resbalando por la pluma.Hacia donde reside el poema. Desde donde nace el poema.

4 comentarios en “De 1992 a la Eternidad”

  1. Màs de una vez te he dicho que eres un gran poeta. Un jóven poeta afortunado. Sensible. Sigue derrochando los días.. pues el tiempo no para.. . Bss amigo.

    Marìa Gladys Estévez.

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: