No tan distintos

En el fondo
no somos distintos
a esos homínidos prehistóricos
que llevaban el cuerpo
cubierto de barro y pintura,
que saltaban alocados
frente al baile del fuego
danzando como caricaturas
de carne y hueso,
seres que no notaban la diferencia
entre la sonrisa y el recelo,
bípedos que seguían
a un lider al que todos temían
pero contra el que nadie
imaginaba rebelarse;
humanos dando la sensación
de ser una manada
más que una comunidad.
No hay tantas diferencias
entre ellos y nosotros
millones de años después.
Ahora ocurre lo mismo,
poco ha cambiado,
salvo que nos duchamos a menudo.
Y tan siquiera eso.

About José Antonio Rivas

4 comentarios en “No tan distintos

Deja tu comentario, así nos haces grande

A %d blogueros les gusta esto: