Grietas en el alma

Cayó una gota al caer el alba, cual lágrima de mis ojos, cual serenata desordenada.

Sentí por dentro como rompía todos mis huesos, atravesaban las ramas, llegaban al corazón y lo resquebrajaba.

Opté por luchar sin miedo. No callé. Estaba enamorada.

Y a los que sabían de mi destino, les apuntalé con rabia.

Y a los que se pensaron sabios, les desarmé sin armas.

Caerán mil gotas de lluvias, caerán mil rayos con ganas, pero si mi amor es más fuerte que las mentes necias desalmadas, no seré yo el que calle bocas. Será el tiempo, él pondrá la última palabra.

Y rodearé tu cuello, y te tomaré la mano y saldré a la calle, junto a ti abrazada.

Orgullosa y vencedora, con tiritas de colores en las grietas de mi alma.

By Miriam Giménez Porcel.

“Gritar al cielo, escupir hacia arriba, luego vivir”

Mi novela “Gritar al cielo, escupir hacia arriba, luego vivir”, se presentará en sociedad el veinte de febrero.

El lugar escogido para un día tan especial es el Café Libertad 8 de Madrid. No sabría decir a cuántos conciertos, recitales y lecturas habré asistido en tan entrañable foro. Desde luego, han sido unos cuantos.

Os dejo un pequeño adelanto de una novela negra que toca muchos palos, desde el crimen organizado y la traición hasta el amor y la redención. Como en la vida mismo, la destrucción está a la vuelta de cada decisión, incluida la decisión de dejarse llevar.

En mi canal de Youtube seguiré dejando apuntes sobre una novela que para mí tiene un valor infinito.

 

Sed felices.

Carlos Bueno-León

Soneto Nº1

Amor oculto

Sientes dolor en el fondo del pecho
cruda realidad la del amor
que siente duro en el alma el temor
al abandono del que fue su lecho

Sabio aquel que del querer hacer techo
sacando fuerzas, vivir sin rencor
a sabiendas del amargo sabor
del odio que habita bajo su pecho

Vives con ansias de sentir querer
de aquel que no supo apreciar a amar
ser amado por quien pudo temer

Con el abandono fue su ultrajar
que sus fuerzas saco de retener
amor oculto al alma para amar.

 

Nuevos amores

Regresa la primavera sonriente
brotes nuevos de vida nacen tímidos
nuevos amores que florecen nítidos
abren sus pétalos al sol naciente

Se esconden entre la sombra silente
entregan cuerpos un tanto cohibidos
deseo de carne desinhibidos
tabúes se pierden en subconscientes

Dejando libres soñados anhelos
de tener sus cuerpos entrelazados
robando besos como ladronzuelos

Roban caricias tiernas abrazados
sus cuerpos retozan como polluelos
llenos de vida nueva esperanzados.

 

Nombre: Antonio
Apellidos: Caro Escobar
Pseudónimo: antoncaes
antoncaes@gmail.com

 

 

A %d blogueros les gusta esto: