• EL PODER DE LAS LETRAS

    Cállame con un beso 3.

    MIGUEL. Después de comer y de echarme una larga siesta, bajo al salón y Amelia, nuestra ama de llaves, me informa que Daniel se ha ido a la playa. Voy a la cocina y saco una cerveza de la nevera. ¿Quién cojones será esa rubia? Entonces me doy cuenta que mi padre debe estar en su despacho de casa y me dirijo hacia allí. –  Hijo, ¿ya te has despertado? – Me pregunta en cuanto abro la puerta de su despacho. –  A medias. – Le respondo bromeando. – ¿Dónde has estado? Me pareció ver el coche de Thor en…

  • EL PODER DE LAS LETRAS

    La tierra que me vio nacer

    Me viste nacer en tus calles de tierra, de blancas paredes encaladas, las campanas de tu iglesia me dieron la bienvenida desde el campanario, como a tantos otros ha dado.   Madre de muchos otros antes que yo, que se…

  • PROSA POÉTICA

    Callada

            Callada, en el más absoluto de los silencios, escuchando el sonido de todos los ecos que en la noche se dispersan como imperceptibles notas de sinfonías y serenatas que las estrellas componen en partituras galácticas. Callada,…