Sonríes y me muero.
Te miro y yo también sonrío.
Y no lo disimulo.
Me estremezco.
Con la comisura de tus labios sonriendo.
Perfectos.
Alzados, frente a frente, preparados para ser besados.
Y los muerdo.
Te tiento lento.
No voy a dejar que esa sonrisa caiga.
No dejaré de provocarte de nuevo.
Jamás.
Tus besos. Mis besos.
Sonrisas.
Cómplices de lo nuestro.
Desprevenido, por la espalda.
Te muerdo.
Masajeo lento.
Caerás en el juego.
Sonríes y me alegro.
Te tengo.
By Miriam Giménez Porcel.




About Miriam Giménez

Adoro escribir y contar desde mi punto de vista, que la vida es todo lo bonita que nosotros la queramos vivir.