Cuando te atrapa un amor prohibido, no hay elección. Lo tienes y lo dejas partir cada hora, mas se convierte en eterno cada que coinciden nuestras almas puras siendo tuya y mío a cada instante.

Dejó sus manos pintadas en las curvas de mi fuego medio Olvidó su olor en mi almohada

Se quedó una maleta llena de él sobre mi cama

Y aunque su cuerpo ya no estaba

Como ocurre cada que debe partir Yo continuaba abrazando su pecho El continuaba bebiendo los míos

Seguíamos funiéndonos en una estela constante de calor

 

Pasaron los instantes vacíos de la vida diaria

en donde la rutina te lleva al sin sabor sin vida

Aquellos instantes en que lo sabía latiendo en su andar cetrino,

en su mundo insípido

En los instantes del día en que no me encontraba yo

 

Y hoy, a las tantas horas cubiertos por la Luna llena

que espera vernos en fuego expresante

Luna infinita que aguarda cada noche

que aguarda por él, por mí

y por todos los amantes

 

Volvemos a yacer Abrasando nuestros cuerpos como tantas veces Como, casi la primera vez

Temblando de deseo por yacer junto a él

 

Tus manos me esperaban Las mías te aguardaban

Sin previos piensos ni rutinas vanas Arrancas los velos que cubrían nuestra figura

Las ropas que separan mi cuerpo y tu deseo

En un instante, bastando un solo instante

Muy bajo mi cintura tus manos me estremecen

Mis labios tiemblan al rozar los tuyos

Pasados los segundos el ritmo de tu movimiento

Tu navegar y tu aliento

Nos llevan hasta el cielo

Tus ganas que esperaron por mi responden perdiendo la calma

 

Y juntos tocamos a esa cómplice eterna

A esa luna testigo de tantas horas nuestras

De placer y dicha

 

Sin palabras Sin promesas

Sin tiempos

Y casi, casi sin esperanza

 

Libres y sin ataduras

En placer candente

En complicidad eterna con esta, nuestra luna,

Hoy sigo siendo tuya

Hoy sigues siendo mío

 

 

 

About Nora Arrieta

"Me llamo Nora, vivo en la ciudad de León en México y tengo 51 años. Desde siempre me ha encantado leer y crecí con historias de cuentos y hadas en las que los sueños se hacen realidad. Me encanta la novela histórica y la poesía. En mi juventud escribí y publiqué algunas obras y abandoné las letras para retomarlas apenas hace un año, disfrutando muchísimo pintar en pliegos mi vida y las que me puedo robar en mi andar diario. ¡Gracias por leerme y sentir mis palabras en tu ser!.