Sentémonos, sintámonos-¿Y si nos sentamos y lo hablamos todo?

-¿Y si nos sentimos ridículos?
-¿Y si ni sentamos cimientos, ni llegamos a ningún acuerdo?
-Tengo miedo.
Mucho, de todo. De lo nuestro.
-En el amor no hay acuerdos, ni cimientos, ni ridiculeces que den miedo.
Valioso el momento de sentarnos a sentirnos y dejar de buscarle problemas a los encuentros.
Tengo el don de hacerte feliz.
Tú, el misterio que busco para ayudarme a seguir.




Envolverte, engañarte y empaparme de ti.

¿Y si nos sentamos, nos sentimos y nos vivimos todos?

Déjame contagiarte mucho.

De las risas, de los lloros, de las ganas, de los logros.

Basta de distancias, de silencios.

¿Y si nos sentamos a contemplar el paraiso?

Ese que todos tenemos y nunca vemos.

Y está siempre,

justo enfrente.

A unos metros.

By Miriam Giménez Porcel

About Miriam Giménez

Adoro escribir y contar desde mi punto de vista, que la vida es todo lo bonita que nosotros la queramos vivir.